Dr. Alex Jimenez, Quiropráctico de El Paso
Espero que hayan disfrutado de nuestras publicaciones en varios temas relacionados con la salud, la nutrición y las lesiones. Por favor, no dude en llamarnos o llamarme si tiene preguntas cuando surja la necesidad de buscar atención. Llame a la oficina oa mí mismo. Oficina 915-850-0900 - Móvil 915-540-8444 Saludos. Dr. J

Cáncer de Próstata, Nutrición e Intervenciones Dietéticas

Cáncer de próstata: Resumen

El cáncer de próstata (CaP) sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en los hombres estadounidenses y la prevalencia sigue aumentando en todo el mundo, especialmente en los países donde los hombres consumen una dieta "al estilo occidental". Los estudios epidemiológicos, preclínicos y clínicos sugieren un posible papel de la ingesta dietética en la incidencia y progresión del CaP. 'Este minireview proporciona una visión general de la literatura publicada reciente con respecto a nutrientes, factores dietéticos, patrones dietéticos y incidencia y progresión de PCa. La ingesta baja en carbohidratos, la proteína de soja, la grasa omega-3 (w-3), los tés verdes, los tomates y los productos de tomate y zyflamend se mostraron prometedores para reducir el riesgo o la progresión de la PCa. Una mayor ingesta de grasas saturadas y un mayor estado de β-caroteno puede aumentar el riesgo. Puede existir una relación de forma 'U' entre el folato, la vitamina C, la vitamina D y el calcio con riesgo de CaP. A pesar de los hallazgos inconsistentes e inconclusos, el potencial de un papel de la ingesta dietética para la prevención y el tratamiento del CaP es prometedor. La combinación de todos los factores beneficiosos para la reducción del riesgo de PCa en un patrón de dieta saludable puede ser el mejor consejo dietético. Este patrón incluye frutas y verduras ricas, carbohidratos refinados reducidos, grasas saturadas y totales, y carnes cocidas reducidas. Se justifican más ensayos prospectivos cuidadosamente diseñados.

Palabras clave: dieta, cáncer de próstata, nutrientes, patrón dietético, estilo de vida, prevención, tratamiento, nutrición, intervención dietética, revisión

Introducción: Cáncer de próstata

El cáncer de próstata (CaP) es el segundo cáncer más común en los hombres, con casi un millón de nuevos casos diagnosticados en todo el mundo por año [1], con aproximadamente una incidencia seis veces mayor en los países occidentales que en los no occidentales. Se presume que la dieta, el estilo de vida, los factores ambientales y genéticos juegan un papel en estas diferencias. Esta revisión se centra en la evidencia más reciente del papel potencial de los factores dietéticos en el CaP e incluye evidencia epidemiológica y de ensayos clínicos sobre el impacto de la proteína, grasa, carbohidratos, fibra, fitoquímicos, otros componentes alimenticios, alimentos integrales y patrones dietéticos en la incidencia de CaP. desarrollo y / o progresión En esta revisión se enfatizan los datos de los metanálisis o los ensayos aleatorizados bien diseñados y los estudios prospectivos. Cabe señalar que los estudios de ingesta dietética o nutrición y cáncer a menudo están sujetos a diversas limitaciones y, por lo tanto, complican la interpretación de los resultados. Por ejemplo, cuando un estudio está diseñado para examinar el efecto de la cantidad de ingesta de grasas, la alteración en la ingesta de grasas cambiará inevitablemente la ingesta de proteínas y / o carbohidratos, y también puede cambiar la ingesta de otros nutrientes. Como resultado, es difícil atribuir el efecto al cambio solo en la ingesta de grasa. Además, el impacto de los macronutrientes implica potencialmente aspectos tanto de la cantidad absoluta como del tipo de macronutrientes consumidos. Ambos aspectos pueden afectar potencialmente la iniciación y / o el desarrollo del cáncer de forma independiente, pero no siempre se pueden distinguir en los diseños de investigación. Aunque este tema se revisó recientemente [2], dada la extensa literatura nueva sobre el tema, se presenta una revisión actualizada en este documento y se proporciona una tabla resumen para una referencia rápida (Tabla 1).

Nutrientes Carbohidratos Dada la hipótesis de que la insulina es un factor de crecimiento para el CaP, se ha planteado la hipótesis de que la reducción de los carbohidratos y, por tanto, la disminución de la insulina sérica puede retardar el crecimiento del CaP [3]. De hecho, en modelos animales, una dieta cetogénica sin carbohidratos (NCKD) [4,5, 20] o una dieta baja en carbohidratos (6,7% kcal como carbohidratos) tiene efectos favorables sobre la ralentización del crecimiento del tumor de próstata [7]. En estudios en humanos, un estudio encontró que una alta ingesta de carbohidratos refinados se asoció con un mayor riesgo de CaP [8]. Además de la cantidad de carbohidratos, el tipo de carbohidratos puede afectar el CaP, pero la investigación no ha sido concluyente. El potencial para reducir el riesgo y la progresión del CaP a través del impacto en el metabolismo de los carbohidratos se está investigando activamente con metformina. La metformina redujo la proliferación de células CaP y retrasó la progresión in vitro e in vivo, respectivamente [10-11] y redujo el riesgo de incidentes y la mortalidad en humanos [13-14,15]. Dos ensayos clínicos de un solo grupo también mostraron un efecto positivo de la metformina en los marcadores de la proliferación y progresión del CaP [16, 22]. Sin embargo, otros estudios de cohortes retrospectivos no han apoyado un efecto de la metformina sobre el riesgo de recurrencia o incidente de CaP [5-01763944]. A pesar de la posibilidad de reducir los carbohidratos totales o simples para beneficiar el control del CaP, faltan pruebas de ensayos controlados aleatorios (ECA). Se están realizando dos ensayos aleatorizados que examinan el impacto de una dieta baja en carbohidratos (aproximadamente 00932672% kcal) en el tiempo de duplicación del PSA entre los pacientes con CaP después de una prostatectomía radical (NCTXNUMX) y en la respuesta glucémica entre los pacientes que inician la terapia de privación de andrógenos (ADT) ( NCTXNUMX). Los resultados de estos ensayos arrojarán luz sobre el efecto de la ingesta de carbohidratos sobre los marcadores de progresión del CaP y el papel de la ingesta reducida de carbohidratos para contrarrestar los efectos secundarios de la ADT.

Proteína

El nivel ideal de ingesta de proteínas para una salud general óptima o para la salud de la próstata no está claro. A pesar de la popularidad de las dietas bajas en carbohidratos que son altas en proteínas, estudios recientes en humanos informaron que la baja ingesta de proteínas se asoció con un menor riesgo de cáncer y la mortalidad general entre los hombres 65 y menores. Entre los hombres mayores que 65, la baja ingesta de proteínas se asoció con un mayor riesgo de cáncer y mortalidad general [23]. En modelos animales, la relación entre proteínas y carbohidratos impactó en la salud cardiometabólica, el envejecimiento y la longevidad [24]. El papel de la proteína de la dieta y la proporción de proteína a carbohidratos en el desarrollo y progresión del CaP requiere más estudio.

Proteínas basadas en animales

Estudiar la ingesta de proteínas, como todos los aspectos de la ciencia nutricional, puede ser un desafío. Por ejemplo, la carne animal, que es una fuente de proteínas en las dietas occidentales, está compuesta no solo de proteínas, sino también de grasas, colesterol, minerales y otros nutrientes. La cantidad de estos nutrientes, incluidos los ácidos grasos, puede variar de una carne de animal a la otra. Estudios previos en humanos han demostrado que el consumo de aves de corral sin piel, que es más bajo en colesterol y grasas saturadas que muchas carnes rojas, no se asoció con la recurrencia o progresión del CaP [25]. Sin embargo, el consumo de aves de corral cocidas se asoció inversamente con PCa [26,27] avanzado, mientras que la carne roja cocida se asoció con un mayor riesgo de CaP avanzada [26,27]. Por lo tanto, cómo se prepara la comida puede modificar su impacto en el riesgo y la progresión del CaP. En general, el consumo de pescado puede estar asociado con la reducción de la mortalidad por PCa, pero el pescado cocinado a altas temperaturas puede contribuir a la carcinogénesis del PCa [28]. Por lo tanto, puede ser recomendable consumir pescado regularmente, pero la temperatura de cocción debe mantenerse moderada.

Proteína basada en lácteos

Otra fuente de proteína común son los productos lácteos, como la leche, el queso y el yogur. Estudios previos han demostrado que los lácteos aumentan el riesgo general de CaP, pero no con CaP agresivo o letal [29,30]. Además, se informó que tanto la leche entera como el consumo de leche bajo en grasa promovieron o retrasaron la progresión del PCa [29,31]. En la cohorte de seguimiento Physicians Health con hombres 21,660, el consumo total de lácteos se asoció con una mayor incidencia de PCa [32]. En particular, la leche baja en grasa o desnatada aumentó el PCa de bajo grado, mientras que la leche entera incrementó el riesgo de PCa mortal. Aunque se desconoce el (los) componente (s) exacto (s) de los productos lácteos que impulsan estas asociaciones, pueden estar involucradas las altas concentraciones de grasas saturadas y calcio. Un estudio transversal de hombres 1798 mostró que la proteína láctea se asoció positivamente con niveles séricos de IGF-1 [33] que pueden estimular el inicio o la progresión del CaP. Por lo tanto, se necesita más investigación para aclarar la relación entre la ingesta de lácteos y el CaP. No hay datos suficientes para proporcionar recomendaciones específicamente relacionadas con las proteínas lácteas o lácteas y el riesgo o progresión del CaP.

Proteínas a base de plantas

La soja y los productos a base de soya son ricos en proteínas y fitoestrógenos que pueden facilitar la prevención del CaP, pero su función en el CaP no está clara. En un estudio en ratones, la ingesta de productos de soja se asoció con una disminución de la aromatasa hepática, 5α-reductasa, expresión del receptor de andrógenos y sus genes regulados, FOXA1, peso del tracto urogenital y progresión del tumor de CaP [34]. Un ensayo aleatorizado reciente de 177 hombres con enfermedad de alto riesgo después de una prostatectomía radical encontró que la suplementación con proteína de soja durante dos años no tuvo ningún efecto sobre el riesgo de recurrencia del CaP [35]. Aunque los estudios epidemiológicos y preclínicos [36,37] apoyan un papel potencial de las isoflavonas de soja / soja en la reducción o progresión del riesgo de CaP, un metaanálisis no encontró un impacto significativo de la ingesta de soja en los niveles de PSA, globulina transportadora de hormonas sexuales, testosterona, testosterona libre, estradiol o dihidrotestosterona [38]. Otro ECA en pacientes antes de la prostatectomía tampoco encontró ningún efecto del suplemento de isoflavona de soja hasta seis semanas sobre el PSA, testosterona total sérica, testosterona libre, estrógeno total, estradiol o colesterol total [39]. Dado que la mayoría de los ECA realizados han sido pequeños y de corta duración, se necesitan más exámenes.

Muchos estudios han continuado examinando la isoflavona primaria en la soja, la genisteína y su efecto en el CaP. El potencial de genisteína para inhibir el desprendimiento de células de PCa, invasión y metástasis se informa [40]. La genisteína puede modificar la expresión de la glucosa y la expresión del transportador de glucosa (GLUT) en las células de la PCa [41], o ejercer su efecto antitumoral regulando por disminución varios microRNAs [42]. Los estudios que utilizan células tumorales y modelos animales sugieren que la genisteína puede competir y bloquear la unión de estrógenos endógenos al receptor de estrógenos, inhibiendo la proliferación celular, el crecimiento y la diferenciación inductora y, específicamente, la genisteína puede inhibir el desprendimiento de células, la producción de proteasas y la invasión celular. prevenir metástasis [36,40,43]. Sin embargo, ni el plasma ni los niveles de genisteína urinaria se asociaron con el riesgo de CaP en los estudios de casos de control [44,45]. En un ECA de fase 2 controlado con placebo con hombres 47, el suplemento de 30 mg de genisteína durante tres a seis semanas redujo significativamente los marcadores relacionados con andrógenos de la progresión del PCa [46]. Además, la genisteína puede ser beneficiosa para mejorar la quimioterapia con cabazitaxel en el CaP resistente a la castración metastásico [37]. Los estudios clínicos están justificados para examinar más a fondo el papel de la soja y las isoflavonas de soja para la prevención o el tratamiento del CaP. Una recomendación definitiva con respecto a la ingesta de proteínas para la prevención o el tratamiento del CaP aún no está disponible.

Grasa

Los hallazgos de investigación que examinan el consumo de grasa con riesgo o progresión de PCa son contradictorios. Tanto la ingesta absoluta total [47] de la grasa de la dieta y la composición relativa de ácidos grasos se pueden relacionar independientemente con la iniciación y / o progresión del CaP. Mientras que los estudios en animales muestran repetidamente que la reducción del consumo de grasa en la dieta retarda el crecimiento tumoral [48-50] y las dietas ricas en grasas, especialmente la grasa animal y el aceite de maíz aumentan la progresión de PCa [51], los datos en humanos son menos consistentes. Los estudios de casos y controles y los estudios de cohortes han demostrado que no hay asociación entre el consumo total de grasa y el riesgo de CaP [52-55] o una asociación inversa entre la ingesta de grasa y la supervivencia del CaP, particularmente en hombres con CaP localizado [47]. Además, un estudio transversal mostró que el consumo de grasa expresado como porcentaje de la ingesta total de calorías se asoció positivamente con los niveles de PSA en hombres 13,594 sin PCa [56]. Teniendo en cuenta estos datos contradictorios, es posible que el tipo de ácido graso [56] en lugar de la cantidad total pueda desempeñar un papel importante en el desarrollo y la progresión del CaP. Un estudio encontró que los ácidos grasos saturados en plasma se asocian positivamente con el riesgo de CaP en una cohorte prospectiva de hombres 14,514 del Estudio de Cohorte Colaborativo de Melbourne [57]. Además, otro estudio encontró que comer más grasa de origen vegetal se asoció con un riesgo reducido de PCa [58]. Estos estudios respaldan la guía dietética actual de comer menos grasas de origen animal y más grasa de origen vegetal.

Los datos sobre el consumo de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) omega-6 (w-6) y omega-3 (w-3) y el riesgo de CaP también son contradictorios. Si bien hay datos que respaldan un vínculo entre el aumento de la ingesta de PUFA w-6 (principalmente derivados del aceite de maíz) y el riesgo de CaP general y de alto grado [57,59], no todos los datos respaldan ese vínculo [60]. De hecho, una mayor ingesta de grasas poliinsaturadas se asoció con una menor mortalidad por todas las causas entre los hombres con CaP no metastásico en el estudio Health Professionals Follow-up [58]. El mecanismo postulado que une los AGPI w-6 y el riesgo de CaP es la conversión del ácido araquidónico (AGPI w-6) en eicosanoides (prostaglandina E-2, ácidos hidroxieicosatetraenoicos y ácidos epoxieicosatrienoicos) que provocan inflamación y crecimiento celular [61]. Por el contrario, los PUFA w-3, que se encuentran principalmente en el pescado azul de agua fría, pueden ralentizar el crecimiento del CaP a través de varios mecanismos [61-63]. En un estudio de 48 hombres con CaP de bajo riesgo bajo vigilancia activa, la biopsia repetida en seis meses mostró que los ácidos grasos w-3 del tejido prostático, especialmente el ácido eicosapentaenoico (EPA), pueden proteger contra la progresión del CaP [64]. Los estudios in vitro y en animales sugieren que los PUFA w-3 inducen vías antiinflamatorias, proapoptóticas, antiproliferativas y antiangiogénicas [65,66]. Además, un estudio con ratones que comparó varios tipos de grasas encontró que solo la dieta de aceite de pescado (es decir, la dieta basada en omega-3) ralentizó el crecimiento de CaP en relación con otras grasas dietéticas [67]. Con respecto a los datos en humanos, un ensayo aleatorizado de fase II mostró que una dieta baja en grasas con suplementación con w-3 cuatro a seis semanas antes de la prostatectomía radical disminuyó la puntuación de la proliferación del CaP y la progresión del ciclo celular (CCP) [62,68]. Una dieta de aceite de pescado baja en grasas resultó en una disminución de los niveles de ácido 15 (S) - hidroxieicosatetraenoico y una puntuación de CCP más baja en relación con una dieta occidental [69]. Los beneficios potenciales de los ácidos grasos omega-3 del pescado están respaldados por la literatura epidemiológica que muestra que la ingesta de ácidos grasos w-3 se asoció inversamente con el riesgo de CaP mortal [70,71]. A pesar de la promesa de los ácidos grasos omega-3, no todos los estudios están de acuerdo. La suplementación con 2 g de ácido alfa-linolénico (ALA) por día durante 40 meses en 1,622 hombres con PSA <4 ng / ml no cambió su PSA [72]. Sin embargo, otro estudio encontró que un nivel alto de PUFA n-3 y ácido docosapentaenoico (DPA) en sangre se asoció con una reducción del riesgo de CaP total, mientras que los niveles altos de EPA y ácido docosahexaenoico (DHA) en suero posiblemente estuvieron asociados con un mayor riesgo de CaP de alto grado [73]. . Se requieren más investigaciones para comprender mejor el papel de los PUFA omega-3 en la prevención o el tratamiento del CaP.

Colesterol

Muchos estudios preclínicos han demostrado que la acumulación de colesterol contribuye a la progresión del CaP [74-76]. Se sugirió que un colesterol alto en Lin et al. BMC Medicine (2015) 13: 3 Página 5 de 15 circulación puede ser un factor de riesgo para tumores sólidos, principalmente a través de la regulación positiva de la síntesis de colesterol, vías inflamatorias [77] y esteroidogénesis intratumoral [78]. De acuerdo con un estudio reciente con 2,408 hombres programados para biopsia, el colesterol sérico se asoció de manera independiente con la predicción del riesgo de CaP [79]. De acuerdo con los hallazgos sobre el colesterol, el uso de la prostatectomía radical (RP) con estatinas y fármacos para reducir el colesterol se asoció significativamente con un riesgo reducido de recurrencia bioquímica en pacientes con prostatectomía radical 1,146 [80]. Otro estudio también mostró que las estatinas pueden reducir el riesgo de CaP al disminuir la progresión [81]. Aunque el mecanismo no ha sido establecido, estudios más recientes también mostraron que un nivel bajo de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) se asoció con un mayor riesgo de CaP y, por lo tanto, un HDL más alto fue protector [81-84]. Estos hallazgos respaldan la noción de que una intervención dietética saludable para el corazón que reduzca el colesterol también puede beneficiar la salud de la próstata.

Vitaminas y Minerales

Aquí revisaremos los datos recientes sobre vitaminas A, complejo B, C, D, E y K y selenio. En los dos grandes ensayos clínicos: el ensayo de eficacia de caroteno y retinol (CARET, PCa fue un resultado secundario) y el estudio de cohortes prospectivo de la Asociación Estadounidense de Salud-Asociación Estadounidense de Jubilados (NIH-AARP), se administró una suplementación multivitamínica excesiva asociado con un mayor riesgo de desarrollar PCa agresivo, particularmente entre aquellos que toman suplementos individuales de β-caroteno [85,86]. De manera similar, los niveles séricos elevados de β-caroteno se asociaron con un mayor riesgo de PCa entre los hombres 997 finlandeses en la cohorte del Factor de riesgo de enfermedad cardíaca isquémica de Kuopio [87]. Sin embargo, no se encontró que el suplemento de β-caroteno afectara el riesgo de PCa letal durante el tratamiento [88], o en el estudio de cohorte prospectivo danés de hombres 26,856 [89]. El retinol circulante tampoco se asoció con el riesgo de CaP en un gran estudio de casos y controles [90]. Por lo tanto, la asociación entre la vitamina A y el CaP aún no está clara.

La evidencia preclínica sugiere que el agotamiento de folato puede retrasar el crecimiento del tumor, mientras que la suplementación no tiene ningún efecto sobre el crecimiento o la progresión, pero puede conducir directamente a cambios epigenéticos a través de aumentos en la metilación del ADN [91]. Dos metaanálisis también mostraron que los niveles circulantes de folato se asociaron positivamente con un mayor riesgo de PCa [92,93], mientras que el ácido fólico dietético o suplementario no tuvo efecto sobre el riesgo de PCa [94] en un estudio de cohortes con hombres 58,279 en los Países Bajos [95] y un estudio de casos y controles en Italia y Suiza [96]. De hecho, un estudio de una cohorte de hombres sometidos a prostatectomía radical en varias instalaciones de la Administración de Veteranos en los EE. UU. Incluso mostró que niveles más altos de folato sérico se asociaron con un PSA más bajo y, por lo tanto, menor riesgo de falla bioquímica [97]. Otro estudio que usa datos de 2007 para 2010 National Health y Nutrición La Encuesta de Exámenes demostró que un mayor nivel de folato puede proteger contra los niveles elevados de PSA entre los hombres 3,293, 40-años de edad y mayores, sin PCa diagnosticado [98]. Se sugirió que el folato puede jugar un doble papel en la carcinogénesis de próstata y, por lo tanto, la compleja relación entre el folato y el CaP espera una investigación más detallada [99].

A pesar del papel potencial de la vitamina C (ácido ascórbico) como antioxidante en la terapia contra el cáncer, los ensayos que examinan la ingesta dietética o la administración de suplementos de vitamina C son pocos. Un ECA no mostró ningún efecto de la ingesta de vitamina C sobre el riesgo de CaP [89]. Además, la vitamina C en altas dosis puede actuar más como un antioxidante que antioxidante, lo que complica el diseño e interpretación de la investigación.

La forma activa primaria de vitamina D, 1,25 dihidroxivitamina D3 (calcitriol) ayuda a la formación ósea adecuada, induce la diferenciación de algunas células inmunitarias e inhibe las vías pro tumorales, como la proliferación y la angiogénesis, y se ha sugerido que beneficia el riesgo de CaP [100 ]; sin embargo, los hallazgos continúan siendo inconclusos. Estudios más recientes encontraron que los niveles séricos elevados de vitamina D se asociaron con un menor riesgo de CaP [101,102]. Además, la suplementación de vitamina D puede retardar la progresión de PCa o inducir apoptosis en células de Ca PC [103-105]. Sin embargo, otros estudios informaron que no hubo impacto del suplemento de vitamina D en el PSA [106] o ningún efecto del estado de la vitamina D en el riesgo de CaP [107,108]. Algunos estudios contrariamente informaron que un menor nivel de vitamina D se asoció con un menor riesgo de CaP en hombres mayores [109], o una mayor vitamina D en suero se asoció con un mayor riesgo de CaP [110,111]. Un estudio incluso sugirió que puede existir una relación en forma de "U" entre el estado de vitamina D y el CaP y el rango óptimo de vitamina D circulante para la prevención del CaP puede ser estrecho [112]. Esto es consistente con los hallazgos de otros nutrientes de que una mayor ingesta de un nutriente favorable no siempre es mejor.

Un estudio reciente mostró que la asociación entre la vitamina D y el Ca PCa fue modulada por la proteína de unión a la vitamina D [113], lo que puede haber explicado parcialmente los hallazgos inconsistentes previos. Además, un metaanálisis que investiga la asociación entre los polimorfismos del receptor de vitamina D (VDR) y el riesgo de CaP no informó relación con el riesgo de CaP [114]. Por lo tanto, el papel de la vitamina D en el CaP no está claro.

En un gran ensayo aleatorizado con un total de 14,641 médicos varones de EE. UU. ≥ 50 años de edad, los participantes recibieron al azar 400 UI de vitamina E en días alternos durante una media general de 10.3 (13.8) años. La suplementación con vitamina E no tuvo efectos inmediatos ni a largo plazo sobre el riesgo de cánceres totales o CaP [115]. Sin embargo, una dosis moderada de suplemento de vitamina E (50 mg o alrededor de 75 UI) resultó en un menor riesgo de CaP entre 29,133 hombres fumadores finlandeses [116]. Múltiples estudios preclínicos sugieren que la vitamina E ralentiza el crecimiento tumoral, en parte debido a que inhibe la síntesis de ADN e induce vías apoptóticas [117]. Desafortunadamente, los estudios en humanos han sido menos que favorables. Dos estudios observacionales (el Estudio de Prevención del Cáncer II de Nutrición Cohorte y el Estudio de Salud y Dieta NIH-AARP) no mostraron ninguna asociación entre la suplementación con vitamina E y el riesgo de CaP [118,119]. Sin embargo, un mayor nivel de α-tocoferol en suero, pero no el de γ-tocoferol, se asoció con un menor riesgo de CaP [120,121] y la asociación puede modificarse por variaciones genéticas en genes relacionados con la vitamina E [122]. Por el contrario, un ensayo prospectivo aleatorizado, el Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT), mostró que la suplementación con vitamina E aumentaba significativamente el riesgo de CaP [123] y que un nivel más alto de α-tocoferol en plasma puede interactuar con suplementos de selenio para aumentar el grado alto de Riesgo de CaP [124]. Este hallazgo concuerda con un estudio de cohortes de casos de 1,739 casos y 3,117 controles que mostró que la vitamina E aumentaba el riesgo de CaP entre aquellos con bajo nivel de selenio pero no entre aquellos con alto nivel de selenio [125]. Por lo tanto, se necesita más investigación para examinar la asociación entre la vitamina E y el CaP y se debe considerar el efecto de la dosis y la interacción con otros nutrientes.

Se ha formulado la hipótesis de que la vitamina K ayuda a prevenir el CaP al reducir el calcio biodisponible. Estudios preclínicos muestran que la combinación de vitaminas C y K tiene una potente actividad antitumoral in vitro y actúa como quimio y radiosensibilizadores in vivo [126]. Hasta la fecha, pocos estudios han investigado esto, aunque un estudio que utilizó la investigación prospectiva europea sobre cáncer y nutrición (EPIC) -Heidelberg cohorte encontró una relación inversa entre la ingesta de vitamina K (como menaquinonas) y la incidencia de PCa [127]. Se realizaron pocos o ningún estudio preclínico para examinar el papel del calcio con PCa. Los retrospectivos y los metanálisis sugieren un aumento o disminución del riesgo de CaP con una mayor ingesta de calcio, mientras que otros sugieren que no hay asociación [128,129]. Otro estudio sugiere una asociación en forma de "U", donde los niveles muy bajos de calcio o la suplementación se asocian ambos con PCa [130].

El selenio, por otro lado, ha sido hipotetizado para prevenir la PCa. Mientras que los estudios in vitro sugirieron que el selenio inhibía la angiogénesis y la proliferación al inducir la apoptosis [131], los resultados de SELECT no mostraron beneficio del selenio solo o en combinación con la vitamina E para la quimioprevención del CaP [123]. Además, la suplementación con selenio no benefició a los hombres con bajo nivel de selenio pero aumentó el riesgo de PCa de alto grado entre los hombres con alto nivel de selenio en una cohorte de casos 1,739 seleccionados al azar con controles de PCa y 7 de alto grado (10-3,117) 125]. Un estudio de cohortes prospectivo de los Países Bajos, que incluía hombres 58,279, 55- a 69 años de edad, también mostró que el selenio en las uñas del pie se asoció con un riesgo reducido de Ca PCa [132]. Se necesita más investigación para aclarar el papel del selenio con PCa.

Los fitoquímicos

Junto con vitaminas y minerales [2], las plantas contienen fitoquímicos con posibles efectos contra el cáncer. Típicamente no se consideran compuestos esenciales, los fitoquímicos tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Silibinin es un flavonoide polifenólico que se encuentra en las semillas de cardo mariano. Se ha demostrado in vitro e in vivo para inhibir el crecimiento de PCa al dirigirse al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR), al receptor IGF-1 (IGF-1R) y al factor nuclear-kappa B (NF-kB) [133,134]. Un estudio reciente demostró que la silibinina puede ser útil en la prevención de la PCa al inhibir la expresión de TGFβ2 y los biomarcadores similares a fibroblastos cancelados (CAF) en las células del estroma de la próstata humana [135]. Por lo tanto, la silibinina es un candidato prometedor como agente quimiopreventivo del CaP que espera más investigación.

La curcumina se utiliza como aditivo alimentario en Asia y como una medicina herbal para la inflamación [136]. In vitro, la curcumina inhibe la proteína proinflamatoria NF-κB mientras induce la apoptosis a través del aumento de la expresión de genes proapoptóticos [137]. In vivo, la curcumina ralentiza el crecimiento de PCa en ratones mientras sensibiliza los tumores a quimio y radioterapias [136]; sin embargo, ningún ensayo en humanos ha examinado su impacto en el CaP.

Granada

La cáscara y el fruto de granadas y nueces son ricos en elagitaninos (punicalaginas). Estos fitoquímicos se metabolizan fácilmente a la forma activa ácido elágico por la flora intestinal [138]. Los experimentos preclínicos muestran que los elagitaninos inhiben la proliferación de PCa y la angiogénesis bajo condiciones hipóxicas e inducen apoptosis [137,138]. En ensayos prospectivos en hombres con aumento del PSA después del tratamiento primario, el jugo de granada o POMx, un extracto de granada comercialmente disponible, aumentó el tiempo de duplicación del PSA en relación con el valor inicial [139,140], aunque ningún ensayo incluyó un grupo placebo. Los resultados están pendientes de un ECA prospectivo con placebo que utiliza extracto de granada en hombres con aumento del PSA. Sin embargo, en un ensayo controlado con placebo, dos píldoras de POMx diariamente durante hasta cuatro semanas antes de la prostatectomía radical no tuvieron ningún impacto en la patología tumoral o el estrés oxidativo o cualquier otra medida tumoral [141].

Té Verde

El té verde contiene varios polifenoles antioxidantes, incluidas las catequinas, como el galato de epigalocatequina (EGCG), epigalocatequina (EGC), (-) - epicatequina-3-galato (ECG) y (-) - epicatequina. Los estudios preclínicos sugieren que EGCG inhibe el crecimiento de PCa, induce vías apoptóticas intrínsecas y extrínsecas y disminuye la inflamación al inhibir NFkB [137]. Además, las propiedades antioxidantes de EGCG son 25 a 100 veces más potentes que las vitaminas C y E [131]. En un ensayo prospectivo aleatorizado de preprostatectomía, los hombres que consumen té verde preparado Lin et al. BMC Medicine (2015) 13: 3 Página 7 de 15 antes de la cirugía había aumentado los niveles de polifenoles del té verde en su tejido prostático [142]. En una pequeña prueba de prueba con hombres 60, la administración diaria de 600 mg de extracto de catequina de té verde redujo la incidencia de PCa en 90% (3% versus 30% en el grupo placebo) [143]. Otro ensayo pequeño también mostró que el suplemento de EGCG produjo una reducción significativa en el PSA, el factor de crecimiento de hepatocitos y el factor de crecimiento del endotelio vascular en hombres con CaP [144]. Estos estudios sugieren que los polifenoles del té verde pueden disminuir la incidencia de PCa y reducir la progresión de PCa, pero se necesita más investigación para confirmar y aclarar su mecanismo [137,143,145].

Resveratrol

Si bien la mayoría de los estudios in vitro sugieren que el resveratrol inhibe el crecimiento de PCa [146-148], el resveratrol suprime el crecimiento tumoral en algunos [137] pero no en todos los modelos animales [149], posiblemente debido a la limitada biodisponibilidad [150,151]. Hasta la fecha, no hay ensayos clínicos que investiguen los efectos preventivos o terapéuticos del resveratrol en el CaP.

Zyflamend

Zyflamend es una mezcla antiinflamatoria de hierbas que se ha demostrado que reduce la progresión del PCa al disminuir la expresión de marcadores que incluyen pAKT, PSA, desacetilasas de histonas y el receptor de andrógenos en modelos animales y la línea celular del Ca PCa [152-154]. A pesar de su potencial anticancerígeno [155], se han realizado muy pocos estudios en humanos [156,157]. En un ensayo abierto de Fase I de pacientes 23 con neoplasia intraepitelial prostática de alto grado, Zyflamend solo o junto con otros suplementos dietéticos durante los meses 18 redujo el riesgo de desarrollar PCa [156]. Se necesitan más ECA en humanos para confirmar la eficacia y la aplicación clínica de este suplemento herbal.

Otras frutas y verduras de Whole Foods

Las frutas y verduras son ricas fuentes de vitaminas, minerales y fitoquímicos. Varios estudios epidemiológicos encontraron relaciones inversas entre la ingesta total de fruta y verdura [158], y el consumo de vegetales crucíferos y el riesgo de CaP [159,160]. Las hortalizas allium, como el ajo, puerros, cebolletas y chalotes, contienen múltiples fitoquímicos sulfurosos que se sugirieron para mejorar el sistema inmune, inhibir el crecimiento celular, modular la expresión de genes sensibles a andrógenos e inducir la apoptosis [161]. Aunque el número de estudios publicados es limitado, los datos preclínicos y epidemiológicos sugieren que la ingesta de allium vegetal puede ser protectora contra el CaP, en particular la enfermedad localizada [162]. Un ensayo aleatorizado con hombres 199 también encontró que un suplemento de combinación de granada, té verde, brócoli y cúrcuma redujo significativamente la tasa de aumento de PSA en hombres con PCa [163].

Tomates y productos de tomate

Varios estudios han examinado la asociación entre los tomates y los productos de tomate con PCa, pero los hallazgos no son concluyentes. El antioxidante licopeno, que es rico en tomates, también se ha estudiado específicamente por su impacto en el CaP. In vitro, el licopeno detiene el ciclo celular en varias líneas celulares de PCa y disminuye la señalización de IGF-1 al inducir las proteínas de unión a IGF-1 [131]. Mientras que algunos estudios en animales encontraron que el licopeno específicamente ralentiza el crecimiento de PCa [164] o reduce las células epiteliales de Ca en las etapas de iniciación, promoción y progresión [165], dos estudios encontraron hallazgos contradictorios entre la pasta de tomate y el licopeno [166,167]. Los estudios prospectivos en humanos encontraron un mayor consumo de licopeno [168,169] o niveles séricos más altos se asociaron con un menor riesgo de PCa [170], pero otros no tienen [171,172]. La concentración de licopeno prostático por debajo de un umbral de 1 ng / mg se asoció con PCa en la biopsia de seguimiento a los seis meses (P = 0.003) [173]. Dos ensayos de preprostatectomía a corto plazo que utilizaron salsa de tomate o suplementos de licopeno demostraron la absorción de licopeno en el tejido de la próstata y los efectos antioxidantes y anticancerígenos potenciales [174,175]. Si bien varios ensayos clínicos sugirieron una relación inversa entre los suplementos de licopeno, los niveles de PSA y la disminución de los síntomas relacionados con el cáncer [171,176], ningún ensayo aleatorizado a gran escala evaluó el papel del licopeno o los productos de tomate en la prevención o el tratamiento del CaP.

Café

El café contiene cafeína y varios compuestos fenólicos no identificados que pueden servir como antioxidantes. Los estudios epidemiológicos sugieren una relación inversa entre el consumo de café y el riesgo de CaP, principalmente para la enfermedad en etapa avanzada o letal, y los hallazgos fueron independientes del contenido de cafeína [177,178]. Aunque varios estudios epidemiológicos [179-182] no encontraron ninguna asociación entre el consumo de café y el riesgo de CaP, un metanálisis reciente de estudios prospectivos concluyó que el consumo de café puede reducir el riesgo de CaP [183]. El (los) mecanismo (s) potencial (es) y vía (s) implicados son desconocidos, pero pueden incluir efectos antioxidantes, antiinflamatorios, metabolismo de la glucosa y la insulina, y el posible impacto sobre el IGF-I y las hormonas sexuales circulantes.

Patrones dietéticos

Aunque se han examinado muchos nutrientes únicos o factores alimenticios por su impacto o asociación con el riesgo o la progresión del CaP, los resultados en gran medida no han sido concluyentes. Una posible razón de la inconsistencia es el hecho de que el impacto de un único nutriente o factor alimenticio puede ser demasiado pequeño para ser detectado. Además, los nutrientes que existen naturalmente en los alimentos a menudo están altamente correlacionados y pueden interactuar entre sí y, por lo tanto, afectar el impacto en el CaP. Por lo tanto, el análisis de patrones dietéticos ha recibido un aumento de Lin et al. BMC Medicine (2015) 13: 3 Página 8 de interés de 15 pero la investigación ha sido limitada y los resultados existentes no han sido concluyentes. En una cohorte de hombres 293,464, una alta calidad de la dieta, según lo indicado por el puntaje del Índice de Alimentación Saludable (HEI), se asoció con un menor riesgo de riesgo total de PCa [70]. La dieta mediterránea, que es alta en vegetales, aceite de oliva, carbohidratos complejos, carnes magras y antioxidantes, se recomienda constantemente a los pacientes para la prevención de enfermedades cardiovasculares y la obesidad [184], y pueden ser prometedores en la prevención del PCa [185]. El consumo de ácidos grasos omega-3 en peces y en el patrón mediterráneo se asoció de manera significativa e inversa con el riesgo de CaP fatal. Además, la adherencia a la dieta mediterránea después del diagnóstico de CaP no metastásico se asoció con una menor mortalidad general [186]. Mientras que, un patrón occidental con altas ingestas de carnes rojas, carnes procesadas, pescado frito, papas fritas, leche con alto contenido de grasa y pan blanco, se asoció con un mayor riesgo de PCa [187].

Además, los países asiáticos con un alto consumo de PUFA omega-3, fitoquímicos a base de soja y té verde, tienen una incidencia menor de PCa que los países que consumen una dieta "occidental" [188]. Sin embargo, no todos los estudios [189-191] respaldaron una asociación entre ciertos patrones dietéticos y el riesgo de CaP. Es posible que la metodología utilizada para identificar los patrones de la dieta no haya capturado todos los factores dietéticos asociados con el riesgo de CaP. Alternativamente, cada patrón dietético puede contener tanto componentes beneficiosos como dañinos que dan como resultado una asociación nula global. Se necesita más investigación para continuar la búsqueda de patrones dietéticos que combinen la mayoría de los factores nutrientes / alimentos beneficiosos para el CaP y que limiten la mayoría de los nutrientes / factores alimentarios negativos.

Dirección futura para ensayos clínicos

En base a la multitud de ensayos epidemiológicos, preclínicos y clínicos descritos en esta revisión, las intervenciones dietéticas para la prevención y el tratamiento del CaP son muy prometedoras. Además, varios factores dietéticos y vitaminas / suplementos pueden estar asociados con el riesgo de PCa y / o la progresión de la enfermedad. Los ensayos prospectivos aleatorizados están claramente indicados para identificar nutrientes específicos o terapias de combinación para la prevención y el tratamiento del CaP.

Recientemente, la vigilancia activa (AS) se ha convertido en una opción viable para los hombres con PCa de menor riesgo. Los hombres en AS están motivados para cumplir con las modificaciones de dieta y estilo de vida [192], lo que hace que este subconjunto sea un buen objetivo para la intervención dietética y los ensayos de calidad de vida [193]. Los supervivientes de PCa que son más activos e informan hábitos alimenticios "saludables" (es decir, que consumen dietas bajas en grasa y carbohidratos poco refinados ricas en frutas y verduras) tienen mejor calidad de vida general frente a sus contrapartes inactivas e insalubres [194]. Por lo tanto, se justifican más ensayos aleatorios para determinar los efectos generales a largo plazo de la intervención dietética en esta población. Específicamente, las preguntas clave a abordar en ensayos futuros son: 1) ¿Pueden las intervenciones dietéticas retrasar la necesidad de tratamiento en hombres con AS? 2) Las intervenciones dietéticas pueden prevenir la recurrencia en los hombres después del tratamiento; 3) ¿Pueden las intervenciones dietéticas retrasar la progresión entre hombres con enfermedad recurrente y, por lo tanto, retrasar la necesidad de terapia hormonal; 4) ¿Pueden las intervenciones dietéticas reducir los efectos secundarios de los tratamientos con PCa, incluida la terapia hormonal y las terapias dirigidas más nuevas; y 5) ¿Existe algún rol para las intervenciones dietéticas solas o combinadas con terapias dirigidas en hombres con terapia hormonal para prevenir la resistencia a la castración o después del surgimiento de la enfermedad de resistencia a la castración? Porque la creciente evidencia muestra que anormalidades metabólicas aumenta el riesgo de CaP, la intervención en el estilo de vida que mejora el perfil metabólico es una opción en la que todos ganan, para la prevención y el tratamiento del CaP [195,196].

Conclusiones: Cáncer de próstata

Se requieren investigaciones futuras para determinar la dieta ideal para la prevención o el tratamiento del CaP. Sin embargo, varios factores dietéticos y algunos patrones dietéticos son prometedores para reducir el riesgo o la progresión del CaP y son consistentes con las pautas dietéticas actuales para los estadounidenses [197]. Para aconsejar a los pacientes sobre la dieta para la prevención del PCa primario y secundario, muchos creen que "el corazón saludable es igual a la próstata saludable". Por lo tanto, dados los resultados actuales no concluyentes, el mejor consejo dietético para la prevención o el tratamiento del CaP parece incluir: aumentar las frutas y verduras, reemplazar los carbohidratos refinados con granos integrales, reducir la grasa total y saturada, reducir las carnes cocidas y consumir una cantidad moderada de calorías o reducir los carbohidratos con el objetivo principal de obtener y mantener un peso corporal saludable.

Conflicto de intereses Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Autores de las contribuciones P-HL y SF realizó la revisión, P-HL redactó el manuscrito y SF y WA editó y proporcionó información crítica. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.

Agradecimientos La financiación fue proporcionada por subvenciones 1K24CA160653 (Freedland), NIH P50CA92131 (W. Aronson). Este manuscrito es el resultado de un trabajo respaldado con recursos y el uso de instalaciones en el Veterans Administration Medical Center, West Los Angeles (W. Aronson).

Detalles del autor Departamento de Medicina de 1, División de Nefrología, Centro Médico de la Universidad de Duke, Box 3487, Durham, NC 27710, EE. UU. 2 Sección de Urología, Departamento de Cirugía, Asuntos de Veteranos, Gran Sistema de Salud de Los Ángeles, Los Ángeles, CA, EE. UU. Departamento de Urología de 3, Facultad de Medicina de UCLA, Los Ángeles, CA, EE. UU. 4 Sección de Urología, Departamento de Cirugía, Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Durham, División de Urología, Durham, NC, EE. UU. 5 Duke Prostate Center, Departamentos de Cirugía y Patología, Duke University Medical Center, Durham, NC, EE. UU.

1. Centro MM, Jemal A, Lortet-Tieulent J, Sala E, Ferlay J, Brawley O, Bray F:
Variación internacional en incidencia de cáncer de próstata y tasas de mortalidad.
Eur Urol 2012, 61: 1079-1092.
2. Masko EM, Allott EH, Freedland SJ: la relación entre nutrición y
Cáncer de próstata: ¿es más siempre mejor? Eur Urol 2013, 63: 810-820.
3. Mavropoulos JC, Isaacs WB, Pizzo SV, Freedland SJ: ¿Hay un papel para un
dieta cetogénica baja en carbohidratos en el tratamiento del cáncer de próstata
Urología 2006, 68: 15-18.
4. Freedland SJ, Mavropoulos J, Wang A, Darshan M, Demark-Wahnefried W,
Aronson WJ, Cohen P, Hwang D, Peterson B, Fields T, Pizzo SV, Isaacs WB:
Restricción de carbohidratos, crecimiento de cáncer de próstata y el tipo de insulina
eje del factor de crecimiento Próstata 2008, 68: 11-19.
5. Mavropoulos JC: Buschemeyer WC 3rd, Tewari AK, Rokhfeld D, Pollak M,
Zhao Y, Febbo PG, Cohen P, Hwang D, Devi G, Demark-Wahnefried W,
Westman EC, Peterson BL, Pizzo SV, Freedland SJ: los efectos de variar
contenido de carbohidratos y grasa en la dieta en un LNCaP murino
modelo de xenoinjerto de cáncer de próstata. Cancer Prev Res (Phila Pa) 2009,
2: 557-565.
6. Masko EM, Thomas JA 2nd, Antonelli JA, Lloyd JC, Phillips TE, Poulton SH,
Dewhirst MW, Pizzo SV, Freedland SJ: dietas bajas en carbohidratos y
Cáncer de próstata: ¿qué tan bajo es "lo suficientemente bajo"? Cancer Prev Res (Phila) 2010,
3: 1124-1131.
7. Drake I, Sonestedt E, Gullberg B, Ahlgren G, Bjartell A, Wallstrom P, Wirfält E:
La ingesta dietética de carbohidratos en relación con el riesgo de cáncer de próstata: una
estudio prospectivo en la cohorte Malmo Diet y Cancer. Am J Clin Nutr
2012, 96: 1409-1418.
8. Zhang J, Shen C, Wang L, Ma Q, Xia P, Qi M, Yang M, Han B: Metformina
inhibe la transición epitelio-mesenquimal en células de cáncer de próstata:
Implicación del supresor tumoral miR30a y su gen diana SOX4.
Biochem Biophys Res Commun 2014, 452: 746-752.
9. Lee SY, Song CH, Xie YB, Jung C, Choi HS, Lee K: SMILE upregulated por
La metformina inhibe la función del receptor de andrógenos en el cáncer de próstata
Células. Cancer Lett 2014, 354: 390-397.
10. Demir U, Koehler A, Schneider R, Schweiger S, Klocker H: Metformina antitumoral
efecto a través de la interrupción del complejo regulador de traducción MID1
y regulación a la baja de AR en células de cáncer de próstata. BMC Cancer 2014, 14: 52.
11. Margel D: Metformina para prevenir el cáncer de próstata: una llamada a unirse. Eur Urol
2014. doi: 10.1016 / j.eururo.2014.05.012. [Epub antes de tiempo]
12. Margel D, Urbach DR, Lipscombe LL, Bell CM, Kulkarni G, Austin PC, Fleshner
N: Uso de metformina y mortalidad por todas las causas y cáncer de próstata
entre hombres con diabetes. J Clin Oncol 2013, 31: 3069-3075.
13. Tseng CH: la metformina reduce significativamente el riesgo de cáncer de próstata incidente
en hombres taiwaneses con diabetes mellitus tipo 2. Eur J Cancer 2014,
50: 2831-2837.
14. Joshua AM, Zannella VE, Downes MR, Bowes B, Hersey K, Koritzinsky M,
Schwab M, Hofmann U, Evans A, van der Kwast T, Trachtenberg J, Finelli A,
Fleshner N, Sweet J, Pollak M: Una "ventana de oportunidad" piloto
estudio neoadyuvante de la metformina en el cáncer de próstata localizado. Próstata
Cancer Prostatic Dis 2014, 17: 252-258.
15. Rothermundt C, Hayoz S, Templeton AJ, Winterhalder R, Strebel RT, Bartschi
D, Pollak M, Lui L, Endt K, Schiess R, Rüschoff JH, Cathomas R, Gillessen S:
Metformina en Cáncer de próstata resistente a la castración e ingenuo en la quimioterapia:
Un ensayo multicéntrico de fase 2 (SAKK 08 / 09). Eur Urol 2014, 66: 468-474.
16. Allott EH, Abern MR, Gerber L, Keto CJ, Aronson WJ, Terris MK, Kane CJ,
Amling CL, Cooperberg MR, Moorman PG, Freedland SJ: Metformin hace
no afecta el riesgo de recurrencia bioquímica después de radical
prostatectomía: resultados de la base de datos SEARCH. Cancer de prostata
Prostatic Dis 2013, 16: 391-397.
17. Rieken M, Kluth LA, Xylinas E, Fajkovic H, Becker A, Karakiewicz PI, Herman
M, Lotan Y, Seitz C, Schramek P, Remzi M, Loidl W, Pummer K, Lee RK,
Faison T, Scherr DS, Kautzky-Willer A, Bachmann A, Tewari A, Shariat SF:
Asociación de diabetes mellitus y uso de metformina con productos bioquímicos
recurrencia en pacientes tratados con prostatectomía radical para próstata
cáncer. Mundo J Urol 2014, 32: 999-1005.
18. Margel D, Urbach D, Lipscombe LL, Bell CM, Kulkarni G, Austin PC, Fleshner
N: Asociación entre el uso de metformina y el riesgo de cáncer de próstata y
su grado J Natl Cancer Inst 2013, 105: 1123-1131.
19. Franciosi M, Lucisano G, Lapice E, Strippoli GF, Pellegrini F, Nicolucci A:
La terapia con metformina y el riesgo de cáncer en pacientes con diabetes tipo 2:
revisión sistemática. PLoS One 2013, 8: e71583.
20. Kaushik D, Karnes RJ, Eisenberg MS, Rangel LJ, Carlson RE, Bergstralh EJ:
Efecto de la metformina en los resultados del cáncer de próstata después de radical
prostatectomía. Urol Oncol 2014, 32: 43 e41-47.
21. Bensimon L, Yin H, Suissa S, Pollak MN, Azoulay L: El uso de metformina en
pacientes con cáncer de próstata y el riesgo de muerte. Epidemiol del cáncer
Biomarcadores Anterior 2014, 23: 2111-2118.
22. Tsilidis KK, Capothanassi D, Allen NE, Rizos EC, Lopez DS, van Veldhoven K,
Sacerdote C, Ashby D, Vineis P, Tzoulaki I, Ioannidis JP: La metformina no
afectar el riesgo de cáncer: un estudio de cohortes en el Reino Unido. Investigación de la práctica clínica
Datalink analizado como un ensayo de intención de tratar (intention-to-treat trial). Diabetes Care 2014,
37: 2522-2532.
23. Levine ME, Suárez JA, Brandhorst S, Balasubramanian P, Cheng CW, Madia F,
Fontana L, Mirisola MG, Guevara-Aguirre J, Wan J, Passarino G, Kennedy BK,
Wei M, Cohen P, Crimmins EM, Longo VD: baja ingesta de proteínas asociada
con una importante reducción de IGF-1, cáncer y mortalidad general en el 65
y una población más joven pero no mayor. Cell Metab 2014, 19: 407-417.
24. Solon-Biet SM, McMahon AC, Ballard JW, Ruohonen K, Wu LE, Cogger VC,
Warren A, Huang X, Pichaud N, Melvin RG, Gokarn R, Khalil M, Turner N,
Cooney GJ, Sinclair DA, Raubenheimer D, Le Couteur DG, Simpson SJ: The
relación de macronutrientes, no ingesta calórica, dicta cardiometabólico
salud, envejecimiento y longevidad en ratones alimentados ad libitum. Cell Metab 2014,
19: 418-430.
25. Richman EL, Stampfer MJ, Paciorek A, Broering JM, Carroll PR, Chan JM:
La ingesta de carne, pescado, aves y huevos y el riesgo de cáncer de próstata
progresión. Am J Clin Nutr 2010, 91: 712-721.
26. Joshi AD, John EM, Koo J, Ingles SA, Stern MC: consumo de pescado, cocina
prácticas y el riesgo de cáncer de próstata: resultados de un estudio multiétnico
estudio de casos y controles. El cáncer causa el control 2012, 23: 405-420.
27. Joshi AD, Corral R, Catsburg C, Lewinger JP, Koo J, John EM, Ingles SA,
Stern MC: carnes rojas y aves de corral, prácticas de cocción, susceptibilidad genética
y riesgo de cáncer de próstata: resultados de un control multiétnico de casos
estudiar. Carcinogénesis 2012, 33: 2108-2118.
28. Catsburg C, Joshi AD, Corral R, Lewinger JP, Koo J, John EM, Ingles SA,
Stern MC: Polimorfismos en enzimas del metabolismo carcinógeno, peces
ingesta y riesgo de cáncer de próstata. Carcinogénesis 2012, 33: 1352-1359.
29. Pettersson A, Kasperzyk JL, Kenfield SA, Richman EL, Chan JM, Willett WC,
Stampfer MJ, Mucci LA, Giovannucci EL: consumo de leche y productos lácteos
entre hombres con cáncer de próstata y riesgo de metástasis y próstata
muerte por cáncer Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer Anterior 2012, 21: 428-436.
30. Deneo-Pellegrini H, Ronco AL, De Stefani E, Boffetta P, Correa P,
Mendilaharsu M, Acosta G: grupos de alimentos y riesgo de cáncer de próstata: una
estudio de casos y controles en Uruguay. El cáncer causa el control 2012, 23: 1031-1038.
31. Parque SY, Murphy SP, Wilkens LR, Stram DO, Henderson BE, Kolonel LN:
Ingesta de calcio, vitamina D y producto lácteo y riesgo de cáncer de próstata:
el estudio de cohortes multiétnico. Am J Epidemiol 2007, 166: 1259-1269.
32. Canción Y, Chavarro JE, Cao Y, Qiu W, Mucci L, Sesso HD, Stampfer MJ,
Giovannucci E, Pollak M, Liu S, Ma J: la ingesta de leche entera está asociada con
Mortalidad específica del cáncer de próstata entre los médicos varones de EE. UU. J Nutr Feb
2013, 143: 189-196.
33. Young NJ, Metcalfe C, Gunnell D, Rowlands MA, Lane JA, Gilbert R, Avery
KN, Davis M, Neal DE, Hamdy FC, Donovan J, Martin RM, Holly JM: A crosssectional
análisis de la asociación entre la dieta y el crecimiento similar a la insulina
factor (IGF) -I, IGF-II, proteína de unión a IGF (IGFBP) -2 e IGFBP-3 en hombres en
el Reino Unido. El cáncer causa el control 2012, 23: 907-917.
34. Christensen MJ, Quiner TE, Nakken HL, Lephart ED, Eggett DL, Urie PM:
Efectos de combinación de soja dietética y metilselenocisteína en un ratón
modelo de cáncer de próstata. Próstata 2013, 73: 986-995.
35. Bosland MC, Kato I, Zeleniuch-Jacquotte A, Schmoll J, Enk Rueter E,
Melamed J, Kong MX, Macías V, Kajdacsy-Balla A, Lumey LH, Xie H, Gao W,
Walden P, Lepor H, Taneja SS, Randolph C, Schlicht MJ, Meserve-Watanabe
H, Deaton RJ, Davies JA: efecto de la administración de suplementos de proteína de soja en
recurrencia bioquímica del cáncer de próstata después de la prostatectomía radical: una
prueba aleatoria. JAMA 2013, 310: 170-178.
36. Chiyomaru T, Yamamura S, Fukuhara S, Yoshino H, Kinoshita T, Majid S, Saini
S, Chang I, Tanaka Y, Enokida H, Seki N, Nakagawa M, Dahiya R: Genistein
inhibe el crecimiento celular del cáncer de próstata al dirigirse a miR-34a y a oncogénico
AIRE CALIENTE. PLoS One 2013, 8: e70372.
37. Zhang S, Wang Y, Chen Z, Kim S, Iqbal S, Chi A, Ritenour C, Wang YA, Kucuk
O, Wu D: la genisteína aumenta la eficacia de la quimioterapia con cabazitaxel
en células de cáncer de próstata resistentes a la castración metastásicas. Próstata 2013,
73: 1681-1689.38. Van Die MD, Bone KM, Williams SG, Pirotta MV: soja e isoflavonas de soja en
cáncer de próstata: una revisión sistemática y metaanálisis de aleatorización
Pruebas controladas. BJU Int 2014, 113: E119-E130.
39. Hamilton-Reeves JM, Banerjee S, Banerjee SK, Holzbeierlein JM, Thrasher JB,
Kambhampati S, Keighley J, Van Veldhuizen P: Isoflavona de soya a corto plazo
intervención en pacientes con cáncer de próstata localizado: un estudio aleatorizado,
ensayo doble ciego, controlado con placebo. PLoS One 2013, 8: e68331.
40. Pavese JM, Krishna SN, Bergan RC: la genisteína inhibe la próstata humana
desprendimiento de células cancerígenas, invasión y metástasis. Am J Clin Nutr 2014,
100: 431S-436S.
41. González-Menéndez P, Hevia D, Rodríguez-García A, Mayo JC, Sainz RM:
Regulación de transportadores GLUT por flavonoides en andrógeno-sensibles y
células de cáncer de próstata insensibles. Endocrinología 2014, 155: 3238-3250.
42. H Hirata, Hinoda Y, Shahryari V, Deng G, Tanaka Y, Tabatabai ZL, Dahiya R:
La genisteína regula negativamente a onco-miR-1260b y regula al alza sFRP1 y
Smad4 vía desmetilación y modificación de histonas en cáncer de próstata
Células. Br J Cancer 2014, 110: 1645-1654.
43. Handayani R, Rice L, Cui Y, Medrano TA, Samedi VG, Baker HV, Szabo NJ,
Shiverick KT: las isoflavonas de soja alteran la expresión de los genes asociados con
progresión del cáncer, incluida interleucina-8, en andrógeno-independiente
PC-3 células de cáncer de próstata humano. J Nutr 2006, 136: 75-82.
44. Travis RC, Allen NE, Appleby PN, precio A, Kaaks R, Chang-Claude J, Boeing H,
Aleksandrova K, Tjønneland A, Johnsen NF, Superó K, Ramón Quirós J,
González CA, Molina-Montes E, Sánchez MJ, Larrañaga N, Castaño JM,
Ardanaz E, Khaw KT, Wareham N, Trichopoulou A, Karapetyan T, Rafnsson
SB, Palli D, Krogh V, Tumino R, Vineis P, Bueno-de-Mesquita HB, Stattin P,
Johansson M, et al: las concentraciones de prediagnóstico de genisteína en plasma y
riesgo de cáncer de próstata en hombres 1,605 con cáncer de próstata y 1,697
participantes de control emparejados en EPIC. El cáncer causa el control de 2012,
23: 1163-1171.
45. Jackson MD, McFarlane-Anderson ND, Simon GA, Bennett FI, Walker SP:
Fitoestrógenos urinarios y riesgo de cáncer de próstata en hombres jamaicanos.
El cáncer causa el control 2010, 21: 2249-2257.
46. Lazarevic B, Hammarström C, Yang J, Ramberg H, Diep LM, Karlsen SJ,
Kucuk O, Saatcioglu F, Taskèn KA, Svindland A: los efectos de corto plazo
intervención de genisteína en la expresión de biomarcadores de próstata en pacientes con
cáncer de próstata localizado antes de la prostatectomía radical. Br J Nutr 2012,
108: 2138-2147.
47. Epstein MM, Kasperzyk JL, Mucci LA, Giovannucci E, precio A, Wolk A,
Håkansson N, Fall K, Andersson SO, Andrén O: la ingesta de ácidos grasos en la dieta y
supervivencia del cáncer de próstata en el condado de Orebro, Suecia. Am J Epidemiol 2012,
176: 240-252.
48. Kobayashi N, Barnard RJ, Said J, Hong-Gonzalez J, Corman DM, Ku M,
Doan NB, Gui D, Elashoff D, P Cohen, Aronson WJ: Efecto de la dieta baja en grasas en
desarrollo de cáncer de próstata y fosforilación de Akt en Hi-Myc
modelo de ratón transgénico. Cancer Res 2008, 68: 3066-3073.
49. Ngo TH, Barnard RJ, Cohen P, Freedland S, Tran C, deGregorio F, Elshimali
YI, Heber D, Aronson WJ: Efecto de la dieta isocalórica baja en grasa en humanos
Xenoinjertos de cáncer de próstata LAPC-4 en inmunodeficiencia combinada grave
ratones y el eje del factor de crecimiento similar a la insulina. Clin Cancer Res 2003,
9: 2734-2743.
50. Huang M, Narita S, Numakura K, Tsuruta H, Saito M, Inoue T, Horikawa Y,
Tsuchiya N, Habuchi T: una dieta alta en grasas aumenta la proliferación de
células de cáncer de próstata y activa la señalización MCP-1 / CCR2. Próstata 2012,
72: 1779-1788.
51. Chang SN, Han J, Abdelkader TS, Kim TH, Lee JM, Song J, Kim KS, Park JH,
Park JH: la ingesta alta de grasa animal mejora la progresión del cáncer de próstata
y reduce la expresión de glutatión peroxidasa 3 en etapas tempranas de
Ratones TRAMP. Próstata 2014, 74: 1266-1277.
52. Bidoli E, Talamini R, Bosetti C, Negri E, Maruzzi D, Montella M, Franceschi S,
La Vecchia C: macronutrientes, ácidos grasos, colesterol y cáncer de próstata
riesgo. Ann Oncol 2005, 16: 152-157.
53. Park SY, Murphy SP, Wilkens LR, Henderson BE, Kolonel LN: Grasa y carne
ingesta y riesgo de cáncer de próstata: el estudio de cohorte multiétnico. Int J Cancer
2007, 121: 1339-1345.
54. Wallstrom P, Bjartell A, Gullberg B, Olsson H, Wirfalt E: un estudio prospectivo
sobre la grasa de la dieta y la incidencia de cáncer de próstata (Malmo, Suecia).
El cáncer causa el control 2007, 18: 1107-1121.
55. Crowe FL, Key TJ, Appleby PN, Travis RC, K Overvad, Jakobsen MU,
Johnsen NF, Tjønneland A, Linseisen J, Rohrmann S, Boeing H, Pischon T,
Trichopoulou A, Lagiou P, Trichopoulos D, Sacerdote C, Palli D, Tumino R,
Krogh V, Bueno-de-Mesquita HB, Kiemeney LA, Chirlaque MD, Ardanaz E,
Sánchez MJ, Larrañaga N, González CA, Quirós JR, Manjer J, Wirfält E, Stattin
P, et al: la ingesta de grasas en la dieta y el riesgo de cáncer de próstata en el mercado europeo
Investigación prospectiva sobre cáncer y nutrición. Am J Clin Nutr 2008,
87: 1405-1413.
56. Ohwaki K, Endo F, Kachi Y, Hattori K, Muraishi O, Nishikitani M, Yano E:
Relación entre los factores dietéticos y el antígeno prostático específico en
hombres sanos Urol Int 2012, 89: 270-274.
57. Bassett JK, Severi G, Hodge AM, MacInnis RJ, Gibson RA, Hopper JL,
DR inglés, Giles GG: ácidos grasos del phospholipid del plasma, ácidos grasos dietéticos
y riesgo de cáncer de próstata. Int J Cancer 2013, 133: 1882-1891.
58. Richman EL, Kenfield SA, Chavarro JE, Stampfer MJ, Giovannucci EL, Willett
WC, Chan JM: Consumo de grasa después del diagnóstico y riesgo de cáncer de próstata letal
y mortalidad por todas las causas. JAMA Intern Med 2013, 173: 1318-1326.
59. Williams CD, Whitley BM, Hoyo C, Grant DJ, Iraggi JD, Newman KA, Gerber
L, Taylor LA, McKeever MG, Freedland SJ: una alta proporción de dietario n-6 / n-3
ácidos grasos poliinsaturados se asocia con un mayor riesgo de próstata
cáncer. Nutr Res 2011, 31: 1-8.
60. Chua ME, Sio MC, Sorongon MC, Dy JS: relación de la ingesta dietética de
Ácidos grasos omega-3 y omega-6 con riesgo de cáncer de próstata
desarrollo: un metaanálisis de estudios prospectivos y revisión de
literatura. Cáncer de próstata 2012, 2012: 826254.
61. Berquin IM, Edwards IJ, Kridel SJ, Chen YQ: ácido graso poliinsaturado
metabolismo en el cáncer de próstata. Metástasis del cáncer Rev 2011, 30: 295-309.
62. Aronson WJ, Kobayashi N, Barnard RJ, Henning S, Huang M, Jardack PM, Liu
B, Gray A, Wan J, Konijeti R, Freedland SJ, Castor B, Heber D, Elashoff D, Said
J, Cohen P, Galet C: Ensayo aleatorizado prospectivo de fase II de una dieta baja en grasas
con suplementos de aceite de pescado en hombres sometidos a prostatectomía radical.
Cancer Prev Res (Phila) 2011, 4: 2062-2071.
63. Hughes-Fulford M, Li CF, Boonyaratanakornkit J, Sayyah S: ácido araquidónico
activa la señalización de fosfatidilinositol 3-quinasa e induce genes
expresión en cáncer de próstata. Cancer Res 2006, 66: 1427-1433.
64. Moreel X, Allaire J, Leger C, Caron A, Labonte ME, Lamarche B, Julien P,
Desmeules P, Têtu B, Fradet V: Ácidos grasos omega-3 prostáticos y dietéticos
y progresión del cáncer de próstata durante la vigilancia activa. Cancer Prev
Res (Phila) 2014, 7: 766-776.
65. Spencer L, Mann C, Metcalfe M, Webb M, Pollard C, Spencer D, Berry D,
Steward W, Dennison A: El efecto de los FA omega-3 en la angiogénesis tumoral
y su potencial terapéutico. Eur J Cancer 2009, 45: 2077-2086.
66. Gu Z, Suburu J, Chen H, Chen YQ: mecanismos de omega-3 poliinsaturados
ácidos grasos en la prevención del cáncer de próstata. Biomed Res Int 2013, 2013: 824563.
67. Lloyd JC, Masko EM, Wu C, Keenan MM, Pilla DM, Aronson WJ, Chi JT,
Freedland SJ: el aceite de pescado retrasa el crecimiento del xenoinjerto del cáncer de próstata en relación con
otras grasas de la dieta y se asocia con la disminución de las mitocondrias y
expresión del gen de la vía de la insulina. Próstata, cáncer, próstata, Dis, 2013,
16: 285-291.
68. Williams CM, Burdge G: PUFA n-3 de cadena larga: planta v. Fuentes marinas.
Proc Nutr Soc 2006, 65: 42-50.
69. Galet C, Gollapudi K, Stepanian S, Byrd JB, Henning SM, Grogan T, Elashoff
D, Heber D, Said J, Cohen P, Aronson WJ: Efecto de una dieta baja en grasa de aceite de pescado
sobre los eicosanoides proinflamatorios y el puntaje de progresión del ciclo celular en
hombres sometidos a prostatectomía radical. Cancer Prev Res (Phila) 2014,
7: 97-104.
70. Bosire C, Stampfer MJ, Subar AF, Park Y, Kirkpatrick SI, Chiuve SE, Hollenbeck
AR, Reedy J: patrones dietéticos basados ​​en índices y el riesgo de cáncer de próstata
en el estudio de dieta y salud NIH-AARP. Am J Epidemiol 2013, 177: 504-513.
71. Aronson WJ, Barnard RJ, Freedland SJ, Henning S, Elashoff D, Jardack PM,
Cohen P, Heber D, Kobayashi N: efecto inhibidor del crecimiento de la dieta baja en grasas
en células de cáncer de próstata: resultados de una dieta prospectiva, aleatorizada
ensayo de intervención en hombres con cáncer de próstata. J Urol 2010, 183: 345-350.
72. Brouwer IA, Geleijnse JM, Klaasen VM, Smit LA, Giltay EJ, de Goede J,
Heijboer AC, Kromhout D, Katan MB: efecto del ácido alfa linolénico
suplementación con antígeno prostático específico sérico (PSA): resultados de
el ensayo alfa omega. PLoS One 2013, 8: e81519.
73. Chua ME, Sio MC, Sorongon MC, Morales ML Jr: La relevancia del suero
niveles de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de cadena larga y próstata
riesgo de cáncer: un metanálisis. Puede Urol Assoc J 2013, 7: E333-E343.
74. Yue S, Li J, Lee SY, Lee HJ, Shao T, Song B, Cheng L, Masterson TA, Liu X,
Ratliff TL, Cheng JX: acumulación de éster de colesterilo inducida por pérdida de PTEN
y la activación de PI3K / AKT subyace al cáncer de próstata humano
agresividad. Cell Metab 2014, 19: 393-406.

75. Sun Y, Sukumaran P, Varma A, Derry S, Sahmoun AE, Singh BB: colesterol inducido
la activación de TRPM7 regula la proliferación celular, la migración,
y viabilidad de las células prostáticas humanas. Biochim Biophys Acta 1843,
2014: 1839-1850.
76. Murai T: reducción del colesterol: papel en la prevención y el tratamiento del cáncer.
Biol Chem 2014. doi: 10.1515 / hsz-2014-0194. [Epub antes de tiempo]
77. Zhuang L, Kim J, Adam RM, Solomon KR, Freeman MR: colesterol
La selección de objetivos altera la composición de la balsa lipídica y la supervivencia celular en el cáncer de próstata
células y xenoinjertos. J Clin Invest 2005, 115: 959-968.
78. Mostaghel EA, Solomon KR, Pelton K, Freeman MR, Montgomery RB:
Impacto de los niveles circulantes de colesterol en el crecimiento e intratumoral
concentración de andrógenos de los tumores de próstata. PLoS One 2012,
7: e30062.
79. Morote J, Celma A, Planas J, Placer J, de Torres I, Olivan M, Carles J,
Reventós J, muñeca A: papel del colesterol sérico y el uso de estatinas en el riesgo de
detección de cáncer de próstata y agresividad tumoral. Int J Mol Sci 2014,
15: 13615-13623.
80. Allott EH, Howard LE, Cooperberg MR, Kane CJ, Aronson WJ, Terris MK,
Amling CL, Freedland SJ: uso de estatinas posoperatorias y riesgo de bioquímica
recurrencia después de una prostatectomía radical: resultados de la evaluación compartida
Base de datos Equal Access Regional Cancer Hospital (SEARCH). BJU Int 2014,
114: 661-666.
81. Jespersen CG, Norgaard M, Friis S, Skriver C, Borre M: Uso de estatinas y riesgo de
cáncer de próstata: un estudio danés de casos y controles basado en la población,
1997-2010. Cáncer Epidemiol 2014, 38: 42-47.
82. CD Meyers, Kashyap ML: elevación farmacológica de alta densidad
lipoproteínas: información reciente sobre el mecanismo de acción y la aterosclerosis
proteccion. Curr Opin Cardiol 2004, 19: 366-373.
83. Xia P, Vadas MA, Rye KA, Barter PJ, Gamble JR: lipoproteínas de alta densidad
(HDL) interrumpe la vía de señalización esfingosina quinasa. Un posible
mecanismo para la protección contra la aterosclerosis por HDL. J Biol Chem
1999, 274: 33143-33147.
84. Kotani K, Sekine Y, Ishikawa S, Ikpot IZ, Suzuki K, Remaley AT: Alta densidad
lipoproteína y cáncer de próstata: una visión general. J Epidemiol 2013,
23: 313-319.
85. Soni MG, Thurmond TS, Miller ER 3rd, Spriggs T, Bendich A, Omaye ST:
Seguridad de vitaminas y minerales: controversias y perspectiva. Toxicol
Sci 2010, 118: 348-355.
86. Neuhouser ML, Barnett MJ, Kristal AR, Ambrosone CB, King I, Thornquist M,
Goodman G: Aumento de PUFA (n-6) y los productos lácteos disminuyen la próstata
riesgo de cáncer en fumadores empedernidos. J Nutr 2007, 137: 1821-1827.
87. Karppi J, Kurl S, Laukkanen JA, Kauhanen J: Suero beta-caroteno en relación
al riesgo de cáncer de próstata: el riesgo de enfermedad cardíaca isquémica de Kuopio
Estudio factorial Cáncer de Nutr 2012, 64: 361-367.
88. Margalit DN, Kasperzyk JL, Martin NE, Sesso HD, Gaziano JM, Ma J, Stampfer
MJ, Mucci LA: uso antioxidante de betacaroteno durante la radioterapia
y el resultado del cáncer de próstata en el Physicians 'Health Study. Int J Radiat
Oncol Biol Phys 2012, 83: 28-32.
89. Roswall N, Larsen SB, Friis S, Outzen M, Olsen A, Christensen J, Dragsted LO,
Tjønneland A: ingesta de micronutrientes y riesgo de cáncer de próstata en una
cohorte de hombres daneses de mediana edad. El cáncer causa el control de 2013,
24: 1129-1135.
90. Gilbert R, Metcalfe C, Fraser WD, Donovan J, Hamdy F, Neal DE, Lane JA,
Martin RM: Asociaciones de retinol circulante, vitamina E y 1,25-
dihidroxivitamina D con diagnóstico de cáncer de próstata, etapa y grado.
El cáncer causa el control 2012, 23: 1865-1873.
91. Bistulfi G, Foster BA, Karasik E, Gillard B, Miecznikowski J, Dhiman VK,
Smiraglia DJ: la deficiencia de folato en la dieta bloquea la progresión del cáncer de próstata
en el modelo TRAMP. Cancer Prev Res (Phila) 2011, 4: 1825-1834.
92. Collin SM: Folato y B12 en cáncer de próstata. Adv Clin Chem 2013,
60: 1-63.
93. Tio M, Andrici J, Cox MR, Eslick GD: consumo de folato y el riesgo de próstata
cáncer: una revisión sistemática y metaanálisis. Próstata cáncer de próstata
Dis 2014, 17: 213-219.
94. Vollset SE, Clarke R, Lewington S, Ebbing M, Halsey J, Lonn E, Armitage J,
Manson JE, Hankey GJ, Spence JD, Galan P, Bønaa KH, Jamison R, Gaziano
JM, Guarino P, Barón JA, Logan RF, Giovannucci EL, den Heijer M, Ueland
Colaboración de Trialists de PM, Bennett D, Collins R, Peto R, B-Vitamin Trialists:
Efectos de la administración de suplementos de ácido fólico sobre el cáncer general y específico del sitio
incidencia durante los ensayos aleatorizados: metanálisis de datos en 50,000
individuos. Lancet 2013, 381: 1029-1036.
95. Verhage BA, Cremers P, Schouten LJ, Goldbohm RA, van den Brandt PA:
Vitamers dietéticos de folato y folato y el riesgo de cáncer de próstata
en el estudio de cohorte de los Países Bajos. El cáncer causa el control de 2012,
23: 2003-2011.
96. Tavani A, Malerba S, Pelucchi C, Dal Maso L, Zucchetto A, Serraino D, Levi F,
Montella M, Franceschi S, Zambon A, La Vecchia C: folatos dietéticos y
riesgo de cáncer en una red de estudios de casos y controles. Ann Oncol 2012,
23: 2737-2742.
97. Moreira DM, Banez LL, Presti JC Jr, Aronson WJ, Terris MK, Kane CJ, Amling
CL, Freedland SJ: El folato sérico alto se asocia con una reducción
recurrencia bioquímica después de la prostatectomía radical: resultados de la
Base de datos de búsqueda. Int Braz J Urol 2013, 39: 312-318. discusión 319.
98. Han YY, Song JY, Talbott EO: folato sérico y antígeno prostático específico en
los Estados Unidos. El cáncer causa el control 2013, 24: 1595-1604.
99. Rycyna KJ, Bacich DJ, O'Keefe DS: roles opuestos de folato en la próstata
cáncer. Urología 2013, 82: 1197-1203.
100. Gilbert R, Martin RM, Beynon R, Harris R, Savovic J, Zuccolo L, Bekkering GE,
Fraser WD, Sterne JA, Metcalfe: Asociaciones de circulación y dietética
vitamina D con riesgo de cáncer de próstata: una revisión sistemática y dosis
metaanálisis de respuesta. El cáncer causa el control 2011, 22: 319-340.
101. Schenk JM, Hasta CA, Tangen CM, Goodman PJ, Song X, Torkko KC, Kristal AR,
Peters U, Neuhouser ML: concentraciones séricas de 25-hidroxivitamina d y
riesgo de cáncer de próstata: resultados del ensayo de prevención del cáncer de próstata.
Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer Anterior 2014, 23: 1484-1493.
102. Schwartz GG: Vitamina D, en sangre y riesgo de cáncer de próstata: lecciones
del ensayo de prevención del cáncer de selenio y vitamina E y el
Ensayo de prevención del cáncer de próstata. Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer Anterior 2014,
23: 1447-1449.
103. Giangreco AA, Vaishnav A, Wagner D, Finelli A, Fleshner N, Van der Kwast T,
Vieth R, Nonn L: microRNAs supresores de tumores, miR-100 y -125b, son
regulado por 1,25-dihidroxivitamina D en células de próstata primarias y en
tejido del paciente Cancer Prev Res (Phila) 2013, 6: 483-494.
104. Hollis BW, Marshall DT, Savage SJ, Garrett-Mayer E, Kindy MS, Gattoni-Celli S:
Suplementación con vitamina D3, cáncer de próstata de bajo riesgo y salud
disparidades J Esteroide Biochem Mol Biol 2013, 136: 233-237.
105. Sha J, Pan J, Ping P, Xuan H, Li D, Bo J, Liu D, Huang Y: efecto sinérgico
y el mecanismo de la vitamina A y la vitamina D para inducir la apoptosis de
células de cáncer de próstata. Mol Biol Rep 2013, 40: 2763-2768.
106. Chandler PD, Giovannucci EL, Scott JB, Bennett GG, Ng K, Chan AT, Hollis
BW, Emmons KM, Fuchs CS, Drake BF: asociación nula entre la vitamina D
y niveles de PSA entre hombres negros en una prueba de suplementación con vitamina D.
Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer Anterior 2014, 23: 1944-1947.
107. Skaaby T, Husemoen LL, Thuesen BH, Pisinger C, Jorgensen T, Roswall N,
Larsen SC, Linneberg A: estudio poblacional prospectivo de la
asociación entre los niveles séricos de 25-hidroxivitamina-D y
incidencia de tipos específicos de cáncer Biomarcadores del Epidemiol del Cáncer Anterior
2014, 23: 1220-1229.
108. Holt SK, Kolb S, Fu R, Horst R, Feng Z, Stanford JL: niveles circulantes de
25-hydroxyvitamin D y el pronóstico del cáncer de próstata. Epidemiol del cáncer
2013, 37: 666-670.
109. Wong YY, Hyde Z, McCaul KA, Yeap BB, Golledge J, Hankey GJ, Flicker L:
En hombres mayores, una concentración más baja de plasma 25-hidroxivitamina D está asociada con
incidencia reducida de cáncer de próstata, pero no colorrectal o pulmonar.
PLoS One 2014, 9: e99954.
110. Xu Y, Shao X, Yao Y, Xu L, Chang L, Jiang Z, Lin Z: asociación positiva
entre los niveles circulantes de 25-hidroxivitamina D y el riesgo de cáncer de próstata:
nuevos hallazgos de un metanálisis actualizado. J Cancer Res Clin Oncol
2014, 140: 1465-1477.
111. Meyer HE, Robsahm TE, Bjorge T, Brustad M, Blomhoff R: Vitamina D, temporada,
y riesgo de cáncer de próstata: un estudio anidado de casos y controles dentro de
Estudios de salud noruegos. Am J Clin Nutr 2013, 97: 147-154.
112. Kristal AR, Hasta C, Song X, Tangen CM, Goodman PJ, Neuhauser ML, Schenk
JM, Thompson IM, Meyskens FL Jr, Goodman GE, Minasian LM, Parnes HL,
Klein EA: vitamina D plasmática y riesgo de cáncer de próstata: resultados de la
Ensayo de prevención del cáncer de selenio y vitamina E. Epidemiol del cáncer
Biomarcadores Anterior 2014, 23: 1494-1504.
113. Weinstein SJ, Mondul AM, Kopp W, Rager H, Virtamo J, Albanes D:
Circulación de 25-hidroxivitamina D, proteína de unión a vitamina D y riesgo de
Cancer de prostata. Int J Cancer 2013, 132: 2940-2947.
114. Guo Z, Wen J, Kan Q, Huang S, Liu X, Sun N, Li Z: falta de asociación
entre el gen del receptor de vitamina D FokI y los polimorfismos BsmI y el riesgo de cáncer de próstata: un metaanálisis actualizado en el que participaron 21,756 sujetos. Tumor Biol 2013, 34: 3189–3200115. Wang L, Sesso HD, Glynn RJ, Christen WG, Bubes V, Manson JE, Buring JE,
Gaziano JM: suplementos de vitamina E y C y riesgo de cáncer en los hombres:
seguimiento postratamiento en el ensayo aleatorizado del Physicians 'Health Study II.
Am J Clin Nutr 2014, 100: 915-923.
116. Virtamo J, Taylor PR, Kontto J, Mannisto S, Utriainen M, Weinstein SJ,
Huttunen J, Albanes D: Efectos de alfa-tocoferol y beta-caroteno
suplementos sobre incidencia y mortalidad de cáncer: 18-año
seguimiento postintervención del alfa-tocoferol, betacaroteno
Estudio de Prevención del Cáncer. Int J Cancer 2014, 135: 178-185.
117. Basu A, Imrhan V: Vitamina E y cáncer de próstata: es succinato de vitamina E
agente quimiopreventivo superior? Nutr Rev 2005, 63: 247-251.
118. Lawson KA, Wright ME, Subar A, Mouw T, Hollenbeck A, Schatzkin A,
Leitzmann MF: uso de multivitaminas y riesgo de cáncer de próstata en el
Institutos nacionales de salud: estudio de dieta y salud de AARP. J Natl Cancer
Inst 2007, 99: 754-764.
119. Calle EE, Rodriguez C, Jacobs EJ, Almon ML, Chao A, McCullough ML,
Feigelson HS, Thun MJ: La Sociedad Americana Contra El Cáncer Prevención del Cáncer
Cohorte de nutrición del estudio II: fundamento, diseño del estudio y línea de base
características. Cáncer 2002, 94: 2490-2501.
120. Weinstein SJ, Peters U, Ahn J, Friesen MD, Riboli E, Hayes RB, Albanes D:
Concentraciones séricas de alfa-tocoferol y gamma-tocoferol y
riesgo de cáncer de próstata en el ensayo de detección PLCO: un caso-control anidado
estudiar. PLoS One 2012, 7: e40204.
121. Cui R, Liu ZQ, Xu Q: alfa-tocoferol en sangre, niveles de gamma-tocoferol
y riesgo de cáncer de próstata: un metanálisis de estudios prospectivos.
PLoS One 2014, 9: e93044.
122. Mayor JM, Yu K, Weinstein SJ, Berndt SI, Hyland PL, Yeager M, Chanock S,
Albanes D: variantes genéticas que reflejan un mayor estado de vitamina e en los hombres
asociado con un riesgo reducido de cáncer de próstata. J Nutr May 2014,
144: 729-733.
123. Klein EA, Thompson IM Jr, Tangen CM, Crowley JJ, Lucia MS, Goodman PJ,
Minasian LM, Ford LG, Parnes HL, Gaziano JM, Karp DD, Lieber MM, Walther
PJ, Klotz L, Parsons JK, Chin JL, Darke AK, Lippman SM, Goodman GE,
Meyskens FL Jr, Baker LH: Vitamina E y el riesgo de cáncer de próstata: el
Ensayo de prevención del cáncer de selenio y vitamina E (SELECT). JAMA 2011,
306: 1549-1556.
124. Albanes D, Till C, Klein EA, Goodman PJ, Mondul AM, Weinstein SJ, aylor PR,
Parnes HL, Gaziano JM, Song X, Fleshner NE, Brown PH, Meyskens FL Jr,
Thompson IM: tocoferoles plasmáticos y riesgo de cáncer de próstata en el
Ensayo de prevención del cáncer de selenio y vitamina E (SELECT). Cancer Prev Res
(Phila) 2014, 7: 886-895.
125. Kristal AR, Darke AK, Morris JS, Tangen CM, Goodman PJ, Thompson IM,
Meyskens FL Jr, Goodman GE, Minasian LM, Parnes HL, Lippman SM,
Klein EA: estado de selenio basal y efectos de selenio y vitamina e
suplementos sobre el riesgo de cáncer de próstata. J Natl Cancer Inst 2014,
106: djt456.
126. Jamison JM, Gilloteaux J, Taper HS, Summers JL: Evaluación de la in vitro
y actividades antitumorales in vivo de combinaciones de vitamina C y K-3
contra el cáncer de próstata humano. J Nutr 2001, 131: 158S-160S.
127. Nimptsch K, Rohrmann S, Kaaks R, Linseisen J: ingesta dietética de vitamina K
en relación con la incidencia del cáncer y la mortalidad: resultados de la
Cohorte de Heidelberg de la investigación prospectiva europea sobre
Cáncer y nutrición (EPIC-Heidelberg). Am J Clin Nutr 2010,
91: 1348-1358.
128. Ma RW, Chapman K: una revisión sistemática del efecto de la dieta en la próstata
prevención y tratamiento del cáncer. J Hum Nutr Diet 2009, 22: 187-199.
quiz 200-182.
129. Bristow SM, Bolland MJ, MacLennan GS, Avenell A, Gray A, Gamble GD, Reid
IR: suplementos de calcio y riesgo de cáncer: un metaanálisis de aleatorización
Pruebas controladas. Br J Nutr 2013, 110: 1384-1393.
130. Williams CD, Whitley BM, Hoyo C, Grant DJ, Schwartz GG, Presti JC Jr, Iraggi
JD, Newman KA, Gerber L, Taylor LA, McKeever MG, Freedland SJ: Dietético
calcio y riesgo de cáncer de próstata: un estudio de casos y controles entre los Estados Unidos
veteranos. Anterior Chronic Dis 2012, 9: E39.
131. Hori S, Butler E, McLoughlin J: cáncer de próstata y dieta: ¿algo para pensar?
BJU Int 2011, 107: 1348-1359.
132. Geybels MS, Verhage BA, van Schooten FJ, Goldbohm RA, van den Brandt
PA: riesgo avanzado de cáncer de próstata en relación con los niveles de selenio en las uñas de los pies.
J Natl Cancer Inst 2013, 105: 1394-1401.
133. Singh RP, Agarwal R: quimioprevención del cáncer de próstata por silibinina: banco
al lado de la cama Mol Carcinog 2006, 45: 436-442.
134. Ting H, Deep G, Agarwal R: mecanismos moleculares de la silibinina mediada
quimioprevención del cáncer con mayor énfasis en el cáncer de próstata.
AAPS J 2013, 15: 707-716.
135. Ting HJ, Deep G, Jain AK, Cimic A, Sirintrapun J, Romero LM, Cramer SD,
Agarwal C, Agarwal R: Silibinin previene el cáncer de próstata mediado por células
diferenciación de fibroblastos ingenuos en fibroblastos asociados al cáncer
fenotipo dirigiéndose a TGF beta2. Mol Carcinog 2014. doi: 10.1002 /
mc.22135. [Epub antes de tiempo]
136. Goel A, Aggarwal BB: Curcumin, la especia dorada del azafrán indio, es una
quimiosensibilizador y radiosensibilizador para tumores y quimioprotectores y
radioprotector para órganos normales. Cáncer de Nutr 2010, 62: 919-930.
137. Khan N, Adhami VM, Mukhtar H: Apoptosis por agentes dietéticos para
prevención y tratamiento del cáncer de próstata. Endocr Relat Cancer 2010,
17: R39-R52.
138. Heber D: granada de los elagitaninos. En medicina herbaria: biomolecular y
Aspectos clínicos. Edición 2nd. Editado por Benzie IF, Wachtel-Galor S. Boca
Raton, FL: CRC Press; 2011.
139. Pantuck AJ, Leppert JT, Zomorodian N, Aronson W, Hong J, Barnard RJ,
Seeram N, Liker H, Wang H, Elashoff R, Heber D, Aviram M, Ignarro L,
Belldegrun A: estudio de fase II de jugo de granada para hombres con aumento
antígeno prostático específico después de cirugía o radiación para próstata
cáncer. Clin Cancer Res 2006, 12: 4018-4026.
140. Paller CJ, Ye X, Wozniak PJ, Gillespie BK, Sieber PR, Greengold RH, Stockton
BR, Hertzman BL, Efros MD, Roper RP, Liker HR, Carducci MA: A aleatorio
estudio de fase II del extracto de granada para hombres con aumento de PSA después
terapia inicial para el cáncer de próstata localizado. Prostatic Cancer Prostatic Dis
2013, 16: 50-55.
141. Freedland SJ, Carducci M, Kroeger N, Partin A, Rao JY, Jin Y, Kerkoutian S,
Wu H, Li Y, Creel P, Mundy K, Gurganus R, Fedor H, Rey SA, Zhang Y,
Heber D, Pantuck AJ: un estudio doble ciego, aleatorizado, neoadyuvante de
los efectos sobre el tejido de las píldoras POMx en hombres con cáncer de próstata antes
prostatectomía radical. Cancer Prev Res (Phila) 2013, 6: 1120-1127.
142. Wang P, Aronson WJ, Huang M, Zhang Y, Lee RP, Heber D, Henning SM:
Polifenoles y metabolitos del té verde en el tejido de prostatectomía:
implicaciones para la prevención del cáncer. Cancer Prev Res (Phila) 2010,
3: 985-993.
143. Kurahashi N, Sasazuki S, Iwasaki M, Inoue M, Tsugane S: té verde
consumo y riesgo de cáncer de próstata en hombres japoneses: un posible
estudiar. Am J Epidemiol 2008, 167: 71-77.
144. McLarty J, Bigelow RL, Smith M, Elmajian D, Ankem M, Cardelli JA: Té
los polifenoles disminuyen los niveles séricos de antígeno prostático específico,
factor de crecimiento hepatocito y factor de crecimiento endotelial vascular en
pacientes con cáncer de próstata e inhiben la producción de crecimiento de hepatocitos
factor de crecimiento y factor de crecimiento endotelial vascular in vitro. Cancer Prev Res
(Phila) 2009, 2: 673-682.
145. Bettuzzi S, Brausi M, Rizzi F, Castagnetti G, Peracchia G, Corti A:
Quimioprevención del cáncer de próstata humano por administración oral de
catequinas del té verde en voluntarios con próstata intraepitelial de alto grado
neoplasia: un informe preliminar de un estudio de prueba de principio de un año.
Cancer Res 2006, 66: 1234-1240.
146. Fraser SP, Peters A, Fleming-Jones S, Mukhey D, Djamgoz MB: Resveratrol:
efectos inhibitorios sobre el comportamiento de las células metastásicas y Na (+) dependiente de voltaje
actividad del canal en el cáncer de próstata de rata in vitro. Nutr Cancer 2014,
66: 1047-1058.
147. Oskarsson A, Spatafora C, Tringali C, Andersson AO: Inhibición de CYP17A1
actividad de resveratrol, piceatannol y análogos de resveratrol sintéticos.
Próstata 2014, 74: 839-851.
148. Ferruelo A, Romero I, Cabrera PM, Arance I, Andres G, Angulo JC: Efectos de
resveratrol y otros polifenoles del vino en la proliferación, apoptosis
y expresión del receptor de andrógenos en células LNCaP. Actas Urol Esp Jul-Ago
2014, 38: 397-404.
149. Osmond GW, Masko EM, Tyler DS, Freedland SJ, Pizzo S: in vitro e in vivo
evaluación del resveratrol y 3,5-dihydroxy-4'-acetoxy-trans-estilbeno en
el tratamiento del carcinoma de próstata humano y el melanoma. J Surg Res
2013, 179: e141-e148.
150. Baur JA, Sinclair DA: Potencial terapéutico del resveratrol: el in vivo
evidencia. Nat Rev Drug Discov 2006, 5: 493-506.
151. Klink JC, Tewari AK, Masko EM, Antonelli J, Febbo PG, Cohen P, Dewhirst
MW, Pizzo SV, Freedland SJ: el resveratrol empeora la supervivencia en ratones SCID con xenoinjertos de cáncer de próstata en una línea celular específica, a través de efectos paradójicos en las vías oncogénicas. Próstata 2013, 73: 754-762.

152. Huang EC, Zhao Y, Chen G, Baek SJ, McEntee MF, Minkin S, Biggerstaff JP,
Whelan J: Zyflamend, una mezcla de poliherbal, regula por disminución clase I y
Decadetilasas de histona de clase II y aumenta los niveles de p21 en castrar-resistente
células de cáncer de próstata. Complemento de BMC Altern Med 2014, 14: 68.
153. Huang EC, McEntee MF, Whelan J: Zyflamend, una combinación de hierbas
extractos, atenúa el crecimiento tumoral en modelos de xenoinjerto murino de
Cancer de prostata. Cáncer de Nutr 2012, 64: 749-760.
154. Yan J, Xie B, Capodice JL, Katz AE: Zyflamend inhibe la expresión y
función del receptor de andrógenos y actúa sinérgicamente con bicalutimida
para inhibir el crecimiento celular del cáncer de próstata. Próstata 2012, 72: 244-252.
155. Kunnumakkara AB, Sung B, Ravindran J, Diagaradjane P, Deorukhkar A, Dey
S, Koca C, Tong Z, Gelovani JG, Guha S, Krishnan S, Aggarwal BB: Zyflamend
suprime el crecimiento y sensibiliza los tumores pancreáticos humanos a
gemcitabina en un modelo de ratón ortotópico a través de la modulación de
objetivos múltiples Int J Cancer 2012, 131: E292-E303.
156. Capodice JL, Gorroochurn P, Cammack AS, Eric G, McKiernan JM, Benson
MC, Stone BA, Katz AE: Zyflamend en hombres con próstata de alto grado
neoplasia intraepitelial: resultados de un ensayo clínico de fase I J Soc Integr
Oncol 2009, 7: 43-51.
157. Rafailov S, Cammack S, Piedra BA, Katz AE: El papel de Zyflamend, un
antiinflamatorio a base de hierbas, como agente quimiopreventivo potencial contra
cáncer de próstata: un informe de caso. Integr Cancer Ther 2007, 6: 74-76.
158. Askari F, Parizi MK, Jessri M, Rashidkhani B: consumo de frutas y verduras en
relación con el cáncer de próstata en hombres iraníes: un estudio de casos y controles.
Asian Pac J Cancer Anterior 2014, 15: 5223-5227.
159. Liu B, Mao Q, Cao M, Xie L: consumo de verduras crucíferas y riesgo de
Cáncer de próstata: un metaanálisis. Int J Urol 2012, 19: 134-141.
160. Richman EL, Carroll PR, Chan JM: ingesta de frutas y verduras después
diagnóstico y riesgo de progresión del cáncer de próstata. Int J Cancer 2012,
131: 201-210.
161. Hsing AW, Chokkalingam AP, Gao YT, Madigan MP, Deng J, Gridley G,
Fraumeni JF Jr: Allium verduras y el riesgo de cáncer de próstata: una
estudio basado en la población. J Natl Cancer Inst 2002, 94: 1648-1651.
162. Chan R, Lok K, Woo J: cáncer de próstata y consumo de vegetales.
Mol Nutr Food Res 2009, 53: 201-216.
163. Thomas R, Williams M, Sharma H, Chaudry A, Bellamy P: A doble ciego,
ensayo aleatorizado controlado con placebo que evalúa el efecto de un
Complemento alimenticio rico en polifenoles en la progresión del PSA en hombres
con cáncer de próstata: el estudio UK NCRN Pomi-T. Próstata cáncer de próstata
Dis 2014, 17: 180-186.
164. Yang CM, Lu IH, Chen HY, Hu. ML: El licopeno inhibe la proliferación de
células tumorales de próstata humana dependientes de andrógenos a través de la activación de
Vía PPARgamma-LXRalpha-ABCA1. J Nutr Biochem 2012, 23: 8-17.
165. Qiu X, Yuan Y, Vaishnav A, Tessel MA, Nonn L, van Breemen RB: Efectos de
licopeno en la expresión de proteínas en el epitelio prostático primario humano
Células. Cancer Prev Res (Phila) 2013, 6: 419-427.
166. Boileau TW, Liao Z, Kim S, Lemeshow S, Erdman JW Jr, Clinton SK: Prostate
carcinogénesis en N-metil-N-nitrosourea (NMU) -testosterone-treated
ratas alimentadas con polvo de tomate, licopeno o dietas restringidas en energía. J Natl
Cancer Inst 2003, 95: 1578-1586.
167. Konijeti R, Henning S, Moro A, Sheikh A, Elashoff D, Shapiro A, Ku M,
Dijo JW, Heber D, P Cohen, Aronson WJ: la quimioprevención de la próstata
cáncer con licopeno en el modelo TRAMP. Próstata 2010, 70: 1547-1554.
168. Giovannucci E, Rimm EB, Liu Y, Stampfer MJ, Willett WC: una perspectiva
estudio de productos de tomate, licopeno y riesgo de cáncer de próstata. J Natl
Cancer Inst 2002, 94: 391-398.
169. Zu K, Mucci L, Rosner BA, Clinton SK, Loda M, Stampfer MJ, Giovannucci E:
El licopeno, la angiogénesis y el cáncer de próstata en la dieta: un prospecto
estudio en la era del antígeno prostático específico. J Natl Cancer Inst 2014,
106: djt430.
170. Gann PH, Ma J, Giovannucci E, Willett W, Sacks FM, Hennekens CH, Stampfer
MJ: Menor riesgo de cáncer de próstata en hombres con licopeno plasmático elevado
niveles: resultados de un análisis prospectivo Cancer Res 1999, 59: 1225-1230.
171. Kristal AR, Till C, Platz EA, Song X, King IB, Neuhouser ML, Ambrosone CB,
Thompson IM: concentración de licopeno en suero y riesgo de cáncer de próstata:
resultados del ensayo de prevención del cáncer de próstata. Epidemiol del cáncer
Biomarcadores Anterior 2011, 20: 638-646.
172. Kirsh VA, Mayne ST, Peters U, Chatterjee N, Leitzmann MF, Dixon LB, Urban
DA, Crawford ED, Hayes RB: Un estudio prospectivo de licopeno y tomate
ingesta de producto y riesgo de cáncer de próstata. Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer
Anterior 2006, 15: 92-98.
173. Mariani S, Lionetto L, Cavallari M, Tubaro A, Rasio D, De Nunzio C, Hong
GM, Borro M, Simmaco M: la concentración baja de la próstata del licopeno es
asociado con el desarrollo de cáncer de próstata en pacientes con alto grado
neoplasia intraepitelial prostática Int J Mol Sci 2014, 15: 1433-1440.
174. Kucuk O, Sarkar FH, Djuric Z, Sakr W, Pollak MN, Khachik F, Banerjee M,
Bertram JS, Wood DP Jr: Efectos de la administración de suplementos de licopeno en pacientes
con cáncer de próstata localizado Exp Biol Med (Maywood) 2002, 227: 881-885.
175. Chen L, Stacewicz-Sapuntzakis M, Duncan C, Sharifi R, Ghosh L, furgoneta
Breemen R, Ashton D, Bowen PE: daño oxidativo del ADN en la próstata
pacientes con cáncer que consumen platos a base de salsa de tomate como alimento integral
intervención. J Natl Cancer Inst 2001, 93: 1872-1879.
176. van Breemen RB, Sharifi R, Viana M, Pajkovic N, Zhu D, Yuan L, Yang Y,
Bowen PE, Stacewicz-Sapuntzakis M: efectos antioxidantes del licopeno en
Hombres afroamericanos con cáncer de próstata o hiperplasia benigna de próstata:
un ensayo aleatorizado y controlado. Cancer Prev Res (Phila) 2011, 4: 711-718.
177. Shafique K, McLoone P, Qureshi K, Leung H, Hart C, Morrison DS: Café
consumo y riesgo de cáncer de próstata: más evidencia de inversión
relación. Nutr J 2012, 11: 42.
178. Wilson KM, Kasperzyk JL, Rider JR, Kenfield S, Van Dam RM, Stampfer MJ,
Giovannucci E, Mucci LA: consumo de café y riesgo de cáncer de próstata
y progresión en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. J Natl
Cancer Inst 2011, 103: 876-884.
179. Bosire C, Stampfer MJ, Subar AF, Wilson KM, Park Y, Sinha R: Coffee
consumo y el riesgo de cáncer de próstata general y mortal en el
Estudio de Dieta y Salud NIH-AARP. El cáncer causa el control 2013, 24: 1527-1534.
180. Arab L, Su LJ, Steck SE, Ang A, Fontham ET, Bensen JT, Mohler JL: Coffee
el consumo y la agresividad del cáncer de próstata entre africanos y
Caucásicos estadounidenses en un estudio basado en la población. Nutr Cancer 2012,
64: 637-642.
181. Phillips RL, Snowdon DA: Asociación de uso de carne y café con cáncer
del intestino grueso, los senos y la próstata entre los adventistas del séptimo día:
resultados preliminares. Cancer Res 1983, 43: 2403 s-2408s.
182. Hsing AW, McLaughlin JK, Schuman LM, Bjelke E, Gridley G, Wacholder S,
Chien HT, Blot WJ: Dieta, consumo de tabaco y cáncer de próstata fatal: resultados
del estudio de cohortes de la Hermandad Luterana. Cancer Res 1990,
50: 6836-6840.
183. Cao S, Liu L, Yin X, Wang Y, Liu J, Lu Z: consumo de café y riesgo de
cáncer de próstata: un metanálisis de estudios prospectivos de cohortes.
Carcinogénesis 2014, 35: 256-261.
184. Nordmann AJ, Suter-Zimmermann K, Bucher HC, Shai I, Tuttle KR,
Estruch R, Briel M: Meta-análisis que compara el Mediterráneo con la baja en grasa
dietas para modificación de factores de riesgo cardiovascular. Am J Med 2011,
124: 841-851. e842.
185. Kapiszewska M: una relación de consumo de verduras a carne como relevante
factor que determina la dieta preventiva del cáncer. El Mediterráneo versus
otros países europeos. Foro Nutr 2006, 59: 130-153.
186. Kenfield SA, Dupre N, Richman EL, Stampfer MJ, Chan JM, Giovannucci EL:
La dieta mediterránea y el riesgo de cáncer de próstata y la mortalidad en la salud
Estudio de seguimiento de profesionales. Eur Urol 2014, 65: 887-894.
187. Ambrosini GL, Fritschi L, de Klerk NH, Mackerras D, Leavy J: Patrones dietéticos
identificados mediante el análisis de factores y el riesgo de cáncer de próstata: un control de casos
estudiar en Australia Occidental. Ann Epidemiol 2008, 18: 364-370.
188. Baade PD, Youlden DR, Krnjacki LJ: epidemiología internacional de la próstata
cáncer: distribución geográfica y tendencias seculares. Mol Nutr Food Res
2009, 53: 171-184.
189. Muller DC, Severi G, Baglietto L, Krishnan K, inglés DR, Hopper JL, Giles GG:
Patrones dietéticos y riesgo de cáncer de próstata. Biomarcadores del Epidemiol del Cáncer Anterior
2009, 18: 3126-3129.
190. Tseng M, Breslow RA, DeVellis RF, Ziegler RG: patrones dietéticos y próstata
riesgo de cáncer en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición
Cohorte del estudio de seguimiento epidemiológico. Biomarcadores del Epidemiol del Cáncer Anterior
2004, 13: 71-77.
191. Wu K, Hu FB, Willett WC, Giovannucci E: patrones dietéticos y riesgo de
Cáncer de próstata en hombres de EE. UU. Biomarcadores de Epidemiol del Cáncer Anterior 2006,
15: 167-171.
192. Daubenmier JJ, Weidner G, Marlin R, Crutchfield L, Dunn-Emke S, Chi C,
Gao B, Carroll P, Ornish D: Estilo de vida y calidad de vida relacionada con la salud de
hombres con cáncer de próstata manejados con vigilancia activa. Urología
2006, 67: 125-130.

193. Parsons JK, Newman VA, Mohler JL, Pierce JP, Flatt S, Marshall J: Dietético
modificación en pacientes con cáncer de próstata en vigilancia activa: a
estudio de factibilidad aleatorizado y multicéntrico. BJU Int 2008, 101: 1227-1231.
194. Mosher CE, Sloane R, Morey MC, Snyder DC, Cohen HJ, Miller PE,
Demark-Wahnefried W: Asociaciones entre factores de estilo de vida y calidad
de la vida entre el cáncer de mama, próstata y colorrectal más antiguo a largo plazo
sobrevivientes. Cáncer 2009, 115: 4001-4009.
195. Bhindi B, Locke J, Alibhai SM, Kulkarni GS, Margel DS, Hamilton RJ, Finelli A,
Trachtenberg J, Zlotta AR, Toi A, Hersey KM, Evans A, van der Kwast TH,
Fleshner NE: Disección de la asociación entre el síndrome metabólico
y riesgo de cáncer de próstata: análisis de una gran cohorte clínica. Eur Urol 2014.
doi: 10.1016 / j.eururo.2014.01.040. [Epub antes de tiempo]
196. Esposito K, Chiodini P, Capuano A, Bellastella G, Maiorino MI, Parretta E,
Lenzi A, Giugliano D: efecto del síndrome metabólico y sus componentes
sobre el riesgo de cáncer de próstata: metaanálisis. J Endocrinol Invest 2013,
36: 132-139.
197. Departamento de Agricultura de EE. UU. Y Departamento de Salud y
Servicios Humanos. Pautas dietéticas para los estadounidenses, 2010. 7 edición.
Washington, DC: Imprenta del Gobierno de EE. UU., Diciembre, 2010.

 

De nuevo te doy la bienvenida 👊🏻.

Nuestro propósito y pasiones: Soy un doctor en quiropráctica que se especializa en terapias progresivas y de vanguardia y procedimientos de rehabilitación funcional enfocados en fisiología clínica, salud total, entrenamiento de fuerza práctico y acondicionamiento completo. Nos enfocamos en restaurar las funciones corporales normales después de lesiones de cuello, espalda, columna vertebral y tejidos blandos.

Utilizamos protocolos quiroprácticos especializados, programas de bienestar, nutrición funcional e integrativa, sistemas de entrenamiento y rehabilitación de agilidad y movilidad para todas las edades.

Como una extensión de la rehabilitación efectiva, también ofrecemos a nuestros pacientes, veteranos discapacitados, atletas, jóvenes y ancianos una cartera diversa de equipos de fuerza, ejercicios de alto rendimiento y opciones avanzadas de tratamiento de agilidad. Nos hemos asociado con los principales médicos, terapeutas y entrenadores de las ciudades para brindarles a los atletas competitivos de alto nivel la posibilidad de esforzarse al máximo en nuestras instalaciones.

Hemos sido bendecidos al utilizar nuestros métodos con miles de habitantes de El Paso en las últimas tres décadas, lo que nos permite restaurar la salud y el estado físico de nuestros pacientes a la vez que implementamos métodos investigados no quirúrgicos y programas de bienestar funcionales.

Nuestros programas son naturales y usan la capacidad del cuerpo para alcanzar objetivos medidos específicos, en lugar de introducir productos químicos dañinos, reemplazo de hormonas controvertido, cirugías no deseadas o drogas adictivas. Queremos que viva una vida funcional que se cumpla con más energía, una actitud positiva, mejor sueño y menos dolor. Nuestro objetivo es, en última instancia, capacitar a nuestros pacientes para mantener la forma de vida más saludable.

Con un poco de trabajo, podemos alcanzar una salud óptima juntos, no importa la edad o discapacidad.

Únase a nosotros para mejorar su salud para usted y su familia.

Se trata de: ¡VIVIR, AMAR E IMPORTAR! 🍎

Bienvenido y Dios los bendiga

UBICACIONES EL PASO

Central:
6440 Gateway East, Ste B
Teléfono: 915-850-0900

Lado este:
11860 Vista Del Sol, Ste 128
Teléfono: 915-412-6677

Lugar de la clínica 1

Dirección: 11860 Vista Del Sol Dr Suite 128
El Paso, TX 79936
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.DrAlexJimenez.com

Lugar de la clínica 2

Dirección: 6440 Gateway East, Edificio B
El Paso, TX 79905
Teléfono: (915) 850-0900
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.ElPasoBackClinic.com

Lugar de la clínica 3

Dirección: 1700 N Zaragoza Rd # 117
El Paso, TX 79936
Teléfono: (915) 850-0900
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.ChiropracticScientist.com

Push As Rx Crossfit y rehabilitación

Dirección: 6440 Gateway East, Edificio B
El Paso, TX 79905
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.PushAsRx.com

Presione 24 / 7

Dirección: 1700 E Cliff Dr
El Paso, TX 79902
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.PushAsRx.com

🔴 Calificado como el mejor médico y especialista de El Paso por ✔️ RateMD * | Años 2014,2015,2016,2017,2018,2019

Quiropráctico mejor valorados El Paso

REGISTRO DE EVENTOS: Eventos en vivo y seminarios web * ❗️

(Únase a nosotros y regístrese hoy)

Llamada (915) 850-0900 Hoy!

SEMINARIOS WEB eventbrite®
HISTORIA DEL DOLOR • 24 7
Reserve una cita por lesiones personales
AGENDE SU CITA ONLINE Y AHORRE! • 24 7