Dr. Alex Jimenez, Quiropráctico de El Paso
Espero que hayan disfrutado de nuestras publicaciones en varios temas relacionados con la salud, la nutrición y las lesiones. Por favor, no dude en llamarnos o llamarme si tiene preguntas cuando surja la necesidad de buscar atención. Llame a la oficina oa mí mismo. Oficina 915-850-0900 - Móvil 915-540-8444 Saludos. Dr. J

El estrés, la microbiota intestinal y la función de barrera intestinal

La función más importante de la barrera intestinal es equilibrar la absorción de nutrientes, electrolitos y agua desde la luz hacia el flujo sanguíneo y prevenir la entrada de microorganismos patógenos y sustancias luminales tóxicas. La regulación adicional de este intercambio de moléculas entre el entorno y el huésped sobre la barrera intestinal afecta el equilibrio entre la inmunidad y la tolerancia tanto a sí mismo como a los no autoantígenos.

 

¿Cuál es el significado de la función de barrera intestinal?

 

Desde un punto de vista estructural, la función de barrera intestinal es mantenida por muchos componentes, como un recubrimiento mucoso y una sola capa de células epiteliales conectadas con uniones estrechas. La capa de moco está formada por inmunoglobulina (Ig) A secretora y péptidos antimicrobianos que cubren el revestimiento de las células epiteliales para facilitar el transporte gastrointestinal, o transporte GI, y proporcionan una capa protectora contra la invasión bacteriana. El revestimiento mucoso del colon consiste en dos capas, una capa externa e interna que consiste en un gel que forma proteínas altamente glucosiladas conocidas como mucinas. Estos son generados y preservados por células caliciformes que reparan la capa interna de moco aproximadamente cada hora. Estos procedimientos dinámicos están sujetos a interacciones extensas y constantes entre la microbiota intestinal, donde la alteración de los mismos puede tener consecuencias para el sustento de la función crucial de la barrera intestinal.

 

Las uniones estrechas son estructuras de proteínas complejas que contienen proteínas transmembrana como claudina, ocludina y tricululina. Estas proteínas transmembrana se conectan con toda la membrana plasmática opuesta, formando una red mecánica entre las células epiteliales y estableciendo una barrera para la difusión paracelular de líquido y solutos. La estructura de la barrera intestinal se forma al final del primer trimestre. Las células epiteliales con microvellosidades, cáliz y células enteroendocrinas, se desarrollan en la semana ocho de gestación y se pueden observar uniones estrechas desde la semana diez. El desarrollo funcional de la barrera intestinal continúa desde el período post natal y puede verse afectado tanto por la dieta como por el modo de alimentación. A modo de ejemplo, como se demuestra por la barrera intestinal subdesarrollada de un bebé prematuro, las interrupciones en el proceso de desarrollo de la barrera intestinal pueden predisponer al bebé a trastornos inmunes.

 

La microbiota intestinal, desde los primeros días de vida, es inestable y no especialmente variada en su propio maquillaje. Sin embargo, a la edad de tres años, la composición de la microbiota se parece al perfil similar al adulto. Muchos factores diferentes también pueden influir en el curso del crecimiento de la microbiota, como la edad gestacional, el modo de parto, el tipo de alimentación, el uso de antibióticos y la exposición a los miembros de la familia y las mascotas. La barrera intestinal funciona como un escudo que puede ser alterado por la microbiota intestinal o sus metabolitos. Los mecanismos subyacentes al equilibrio de la barrera epitelial pueden ser complicados. La evidencia reciente también indica un papel novedoso para los ARN no codificantes, como los microARN, como intermediarios importantes para las conexiones entre las células epiteliales del hospedador, las células inmunitarias y la microbiota intestinal. Las alteraciones de la microbiota intestinal se correlacionan con la disfunción concomitante de la barrera intestinal en enfermedades intestinales y extraintestinales. El papel de la microbiota intestinal en la disrupción de la barrera intestinal en condiciones neuropsiquiátricas relacionadas con el estrés, como la depresión, no se ha investigado por completo.

 

Eje de microbiota del cerebro-intestino

 

Las interacciones entre el intestino y el cerebro se controlan a nivel nervioso, endocrino e inmune del cuerpo humano. Estas vías están dentro del efecto de la microbiota intestinal y colectivamente, incluyen el eje cerebro-intestino-microbiota. Un objetivo esencial de la microbiota intestinal es el desarrollo y el equilibrio de la barrera intestinal a lo largo de la vida de un individuo. Es posible que alteraciones sutiles dentro del gasto o cuidado de la microbiota en la vida temprana sirvan un factor de vulnerabilidad, afectando las vías de señalización (neuro) endocrinas y (neuro) inmune del eje cerebro-intestino-microbiota, que luego pueden predisponer a las personas a enfermedades relacionadas con el estrés durante la edad adulta. Los animales desprovistos de microbiota intestinal muestran niveles reducidos de ansiedad pero una respuesta neuroendocrina exagerada al estrés. El impacto más evidente creado por la microbiota puede ocurrir temprano en la vida a través de fases cruciales del desarrollo neurológico. Está claro que la microbiota intestinal es necesaria para el desarrollo normal del eje suprarrenal hipotalámico pituitario, o HPA, y parece haber un período definido en los primeros años de vida cuando debe producirse la colonización para garantizar el desarrollo normal de la vía de señalización de estrés crucial. Una teoría sugiere que la restricción de una menor biodiversidad microbiana puede conducir al crecimiento de enfermedades inflamatorias crónicas, como algunos subtipos de depresión.

 

Imagen del eje de la microbiota Brain-Gut 1

 

La interacción entre el sistema inmune, la microbiota intestinal y la barrera intestinal puede ser de valor específico para la salud en el extremo opuesto del envejecimiento. El envejecimiento se caracteriza por una inflamación a largo plazo, denominada "inflamación", de acuerdo con niveles circulantes elevados de factor de necrosis tumoral alfa, o TNF-α, interleucina-6 o IL-6 y proteína C-reactiva, CRP; moléculas inflamatorias que se sabe que influyen en el estado de ánimo y la cognición. Debido al simple hecho de que la microbiota intestinal son reguladores cruciales de la función inmune y las reacciones inflamatorias, es posible que una alteración en la composición de la microbiota intestinal durante el envejecimiento tenga un papel en la activación lenta de su sistema inmune e inflamación, potencialmente a través de un efecto sobre la permeabilidad intestinal. Se ha demostrado que los ancianos tienen un perfil de microbiota diferente, caracterizado por variaciones interindividuales más grandes en comparación con los adultos más jóvenes. Huelga decir que las diferencias en la composición de la microbiota fueron más pronunciadas entre los sujetos ancianos frágiles y los sujetos sanos de edad avanzada. Además, ciertas firmas de microbiota intestinal se han conectado a medidas de fragilidad, comorbilidad, estado de nutrientes y marcadores de inflamación.

 

Función de barrera intestinal y estrés

 

El estrés puede afectar el progreso del desarrollo de la barrera intestinal, que también se ha asociado con un aumento de la permeabilidad intestinal. Las consecuencias del estrés sobre la permeabilidad intestinal son complicadas y se cree que afectan el intestino y el cerebro. El factor liberador de corticotropina, o CRF, y sus receptores (CRFR1 y CRFR2), desempeñan un papel integral en la disfunción de la permeabilidad intestinal inducida por el estrés. En reacción a un estresor agudo, la permeabilidad paracelular del colon aumenta y puede estar relacionada con el crecimiento de hipersensibilidad visceral. En un modelo murino de depresión crónica, la expresión central elevada de CRH se produjo concomitantemente con alteraciones de la microbiota intestinal.

 

También se ha comprobado que el estrés en la vida temprana estimula la corticosterona plasmática en las crías de rata y está relacionado con un aumento de la permeabilidad intestinal y la translocación bacteriana hacia el hígado y el bazo. Este efecto parecía predominar en el colon. Naturalmente, los cambios inducidos por el estrés en el eje HPA y el sistema nervioso autónomo detectan la sensibilidad a la intervención probiótica (Lactobacillus helveticus R0052 y Bifidobacterium longum R0175). Además, estos probióticos revivieron adicionalmente la integridad de la unión estrecha del colon en ratones estresados. Se ha demostrado además que los probióticos afectan la adhesión bacteriana y la translocación a los ganglios linfáticos mesentéricos en reacción al estrés. Lactobacillus farciminis, a modo de ejemplo, no solo inhibe los cambios inducidos por el estrés en la permeabilidad, la actividad del eje HPA, la endotoxemia y la neuroinflamación, sino que también afecta beneficiosamente a la barrera mucosa. Los estudios en humanos también confirmaron que los paradigmas de estrés agudo pueden influir en la permeabilidad intestinal. Durante un estresor basado en el habla pública, la permeabilidad del intestino delgado se mejoró significativamente, sin embargo, esto solo se observó en sujetos que también reaccionaron con una elevación sustancial de cortisol. En un modelo de estrés agudo contrastante que utiliza un factor estresante de dolor en frío, la permeabilidad de la albúmina aumentó, aunque solo en las mujeres.

 

Las situaciones estresantes de la vida temprana están fuertemente conectadas con el desarrollo de la depresión más adelante en la vida. La interacción entre el estrés, el eje HPA y el sistema inmune es bien reconocida. En los últimos años se ha descubierto que la microbiota intestinal media esta interacción. La separación materna temprana, por ejemplo, conduce a una reducción significativa en la cantidad de Lactobacillus fecal tres días después de la separación, asociada con comportamientos relacionados con el estrés. En un modelo de perturbación social en ratones, las alteraciones inducidas por el estrés en la microbiota se acompañaron de cambios en los niveles de citoquinas y quimiocinas. Muchos estudios de investigación diferentes han confirmado que el estrés puede cambiar la composición de la microbiota intestinal. Esto también está relacionado prenatalmente, ya que los bebés de madres con estrés autoinformado elevado y niveles elevados de cortisol salival durante el embarazo tenían una cantidad relativa más alta de Proteobacteria y menores cantidades relativas de bacterias del ácido láctico (Lactobacillus, Lactoccus, Aerococcus) y Bifidobacteria. Sin embargo, no está claro si este efecto fue mediado por la transmisión parasitaria esofágica o por medio de situaciones independientes de la microbiota. No obstante, aquellos bebés con composición de microbiota alterada exhibieron un mayor grado de síntomas gastrointestinales y alergias, destacando los efectos prácticos de los patrones de colonización anormales en los primeros años de vida. La evidencia preclínica reciente demostró que el estrés materno alteró la microbiota vaginal, disminuyendo el Lactobacillus, con consecuencias en su perfil metabólico y neurodesarrollo en la descendencia.

 

Una barrera intestinal disfuncional puede permitir una condición proinflamatoria controlada por la microbiota con consecuencias para el cerebro, como se ve en la Figura 1. El progreso del curso de acción aún no está muy claro. Un aumento en la permeabilidad intestinal podría predecir la inflamación de la mucosa para causar la reacción inflamatoria y terminar en un ciclo de alimentación hacia adelante que implica reacciones inflamatorias y disfunción de la barrera intestinal. Esto puede mantener y exacerbar la reacción inflamatoria de muy bajo grado. Alternativamente, la inflamación sistémica puede mejorar la permeabilidad de la barrera intestinal y permitir la translocación de las bacterias comensales con consecuencias adicionales para la inflamación sistémica. El origen de la inflamación de grado muy bajo que se ha informado en la depresión aún no se ha aislado a una determinada fuente.

 

Se han demostrado mayores reacciones inmunes mediadas por IgA e IgM dirigidas contra los lipopolisacáridos, o LPS, de las bacterias intestinales génicas comensal específicas en pacientes deprimidos. La implicación es que la existencia de estas reacciones puede haber ocurrido después de la alteración de la barrera intestinal. Además, se descubrió ADN bacteriano en suero completo de pacientes con depresión que también demostraron un aumento en la expresión del receptor Toll-like (TLR) -4 en células mononucleares periféricas en comparación con controles sanos.

 

Dos estudios transversales impresos han investigado la composición de la microbiota intestinal en la depresión. El primero descubrió un aumento en Bacteroidales junto con una reducción en Lachnospiraceae en comparación con los controles. Sin embargo, no ha habido diferencias importantes en la riqueza de especies, la α-diversidad o unidades taxonómicas operacionales. En el siguiente estudio, se detectaron cantidades crecientes de Enterobacteriaceae y Alistipes. Además, las cantidades de Fecalibacterium disminuyeron en el grupo deprimido y se correlacionaron negativamente con la gravedad de los síntomas depresivos. Desde el contexto del abuso de alcohol, se acaba de informar una conexión entre la microbiota intestinal, la función de barrera intestinal y la depresión comórbida. Se demostró que los LPS derivados de la microbiota y los peptidoglicanos, o PGN, cruzan la barrera intestinal y activan sus diversos receptores, incluyendo TLR4 y TLR2 en células mononucleares de sangre periférica. Aunque la ingestión crónica de alcohol inhibió la ruta de NF-κB, activó la ruta de proteína quinasa / proteína activadora e IL-8 e IL-1B. En comparación, la extracción de alcohol a corto plazo se ha conectado a la recuperación de los receptores TLR4. El grupo idéntico también reveló que el aumento de la permeabilidad intestinal se produjo en un subgrupo de sujetos dependientes del alcohol que se asociaron con mayores puntuaciones de depresión y ansiedad, además de un perfil de microbiota intestinal modificada.

 

Información referenciada por el Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI) y la Universidad Nacional de Ciencias de la Salud. El alcance de nuestra información se limita a las lesiones y afecciones quiroprácticas y espinales. Para discutir el tema, no dude en preguntar al Dr. Jimenez o contáctenos en 915-850-0900 .

 

Por el Dr. Alex Jimenez

 

Green-Call-Now-Button-24H-150x150-2-3.png

 

Temas Adicionales: Bienestar

 

La salud y el bienestar en general son esenciales para mantener el equilibrio mental y físico adecuado en el cuerpo. De comer una nutrición equilibrada, así como el ejercicio y la participación en actividades físicas, a dormir una cantidad saludable de tiempo sobre una base regular, siguiendo los mejores consejos de salud y bienestar en última instancia, en última instancia, puede ayudar a mantener el bienestar general. Comer un montón de frutas y verduras puede ir un largo camino hacia ayudar a las personas a ser saludables.

 

blog de imágenes de Repartidor de dibujos animados gran noticia

 

TEMA ADICIONAL: EXTRA EXTRA: tratamiento del dolor de espalda

 

 

De nuevo te doy la bienvenida 👊🏻.

Nuestro propósito y pasiones: Soy un doctor en quiropráctica que se especializa en terapias progresivas y de vanguardia y procedimientos de rehabilitación funcional enfocados en fisiología clínica, salud total, entrenamiento de fuerza práctico y acondicionamiento completo. Nos enfocamos en restaurar las funciones corporales normales después de lesiones de cuello, espalda, columna vertebral y tejidos blandos.

Utilizamos protocolos quiroprácticos especializados, programas de bienestar, nutrición funcional e integrativa, sistemas de entrenamiento y rehabilitación de agilidad y movilidad para todas las edades.

Como una extensión de la rehabilitación efectiva, también ofrecemos a nuestros pacientes, veteranos discapacitados, atletas, jóvenes y ancianos una cartera diversa de equipos de fuerza, ejercicios de alto rendimiento y opciones avanzadas de tratamiento de agilidad. Nos hemos asociado con los principales médicos, terapeutas y entrenadores de las ciudades para brindarles a los atletas competitivos de alto nivel la posibilidad de esforzarse al máximo en nuestras instalaciones.

Hemos sido bendecidos al utilizar nuestros métodos con miles de habitantes de El Paso en las últimas tres décadas, lo que nos permite restaurar la salud y el estado físico de nuestros pacientes a la vez que implementamos métodos investigados no quirúrgicos y programas de bienestar funcionales.

Nuestros programas son naturales y usan la capacidad del cuerpo para alcanzar objetivos medidos específicos, en lugar de introducir productos químicos dañinos, reemplazo de hormonas controvertido, cirugías no deseadas o drogas adictivas. Queremos que viva una vida funcional que se cumpla con más energía, una actitud positiva, mejor sueño y menos dolor. Nuestro objetivo es, en última instancia, capacitar a nuestros pacientes para mantener la forma de vida más saludable.

Con un poco de trabajo, podemos alcanzar una salud óptima juntos, no importa la edad o discapacidad.

Únase a nosotros para mejorar su salud para usted y su familia.

Se trata de: ¡VIVIR, AMAR E IMPORTAR! 🍎

Bienvenido y Dios los bendiga

UBICACIONES EL PASO

Central:
6440 Gateway East, Ste B
Teléfono: 915-850-0900

Lado este:
11860 Vista Del Sol, Ste 128
Teléfono: 915-412-6677

Lugar de la clínica 1

Dirección: 11860 Vista Del Sol Dr Suite 128
El Paso, TX 79936
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.DrAlexJimenez.com

Lugar de la clínica 2

Dirección: 6440 Gateway East, Edificio B
El Paso, TX 79905
Teléfono: +915 (850) 0900 XNUMX
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.ElPasoBackClinic.com

Lugar de la clínica 3

Dirección: 1700 N Zaragoza Rd # 117
El Paso, TX 79936
Teléfono: +915 (850) 0900 XNUMX
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.ChiropracticScientist.com

Push As Rx Crossfit y rehabilitación

Dirección: 6440 Gateway East, Edificio B
El Paso, TX 79905
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.PushAsRx.com

Presione 24 / 7

Dirección: 1700 E Cliff Dr
El Paso, TX 79902
Teléfono
: (915) 412-6677
Correo electrónicoEnviar correo electrónico
Diseño Webwww.PushAsRx.com

🔴 Calificado como el mejor médico y especialista de El Paso por ✔️ RateMD * | Años 2014,2015,2016,2017,2018,2019

Quiropráctico mejor valorados El Paso

REGISTRO DE EVENTOS: Eventos en vivo y seminarios web * ❗️

(Únase a nosotros y regístrese hoy)

Llamada (915) 850-0900 Hoy!

Enlaces y recursos adicionales en línea (disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana))

  1. Citas o consultas en línea:  https://bit.ly/Book-Online-Appointment
  2. Formulario de admisión de accidentes / lesiones físicas en línea: https://bit.ly/Fill-Out-Your-Online-History
  3. Evaluación de medicina funcional en línea: https://bit.ly/functionmed
  1. Aviso legal

    La información contenida en este documento no pretende reemplazar una relación personal con un profesional de la salud calificado, un médico autorizado y no constituye un consejo médico. Lo alentamos a que tome sus propias decisiones de atención médica en función de su investigación y asociación con un profesional de atención médica calificado. Nuestro alcance de información se limita a quiropráctica, musculoesquelética, medicina física, bienestar, problemas de salud sensibles, artículos, temas y discusiones de medicina funcional. Ofrecemos y presentamos colaboración clínica con especialistas de una amplia gama de disciplinas. Cada especialista se rige por su ámbito de práctica profesional y su jurisdicción de licencia. Usamos protocolos funcionales de salud y bienestar para tratar y apoyar la atención de lesiones o trastornos del sistema musculoesquelético. Nuestros videos, publicaciones, temas, temas e ideas cubren asuntos clínicos, problemas y temas que se relacionan y respaldan, directa o indirectamente, nuestro alcance clínico de práctica. * Nuestra oficina ha hecho un intento razonable de proporcionar citas de apoyo y ha identificado el estudio de investigación relevante o estudios que respalden nuestras publicaciones. Proporcionamos copias de los estudios de investigación de respaldo disponibles para las juntas reguladoras y el público a pedido. Entendemos que cubrimos asuntos que requieren una explicación adicional de cómo puede ayudar en un plan de atención o protocolo de tratamiento en particular; por lo tanto, para discutir más a fondo el tema anterior, no dude en preguntar al Dr. Alex Jimenez o contáctenos en 915-850-0900 Lee mas…

    Dr. Alex Jimenez DC, MSACP, CCST, IFMCP *, CIFM *, CTG *

    email: coach@elpasofunctionalmedicine.com
    teléfono: 915-850 0900-
    Licenciado en Texas y Nuevo México

SEMINARIOS WEB eventbrite®
HISTORIA DEL DOLOR • 24 7
Reserve una cita por lesiones personales
AGENDE SU CITA ONLINE Y AHORRE! • 24 7